+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

‘Overbooking’ en la Cata del vino

Todas las entradas online puestas a la venta para las noches de esta edición se vendieron en menos de 24 horas, así que los interesados en acudir a la cita en sesión vespertina tuvieron que hacer cola H La organización recomienda ir al mediodía

 

La cata también se ha sumado a la campaña del azahar. - A. J. GONZÁLEZ

Enrique Garrido y Carmen González, con los premiados por los mejores estands. -

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
21/04/2017

Más fotos

Galería: Fotogalería / Segunda jornada de la Cata

Galería: Fotogalería / Segunda jornada de la Cata

Galería: Fotogalería / Segunda jornada de la Cata

Si la cata de vino de Córdoba fuera un avión de pasajeros, ayer probablemente se habría decretado overbooking. Y no porque se vendieran más entradas de la cuenta sino por justo lo contrario. Como en ediciones pasadas, la demanda de tickets se desbordó y todo lo que estaba a la venta vía online (unas 1.500 por día) se agotó en pocas horas, lo que llevó al Consejo Regulador Montilla Moriles a emitir un comunicado en las redes sociales para recordar a los usuarios que la explanada de la Diputación donde tiene lugar este evento tiene un aforo para 5.000 personas y que la taquilla abre en horario de mañana y tarde para adquirir sus boletos. A saber, de 13 a 17 horas y por la noche, de 21 a 1 horas. La entrada es gratuita en el primer tramo, para quienes quieran probar sin esperar colas. La organización no cree que sea necesario limitar el acceso a quienes acudan a las taquillas, ya que lo normal en la cata es que haya gente entrando y saliendo. Anoche las colas eran larguísimas.

Y es que, pese a que los vinos de Montilla-Moriles no son habitualmente el producto estrella de ningún botellón o encuentro juvenil, lo cierto es que la cata se ha convertido en punto de encuentro de un público de lo más heterogéneo donde los jóvenes tienen una presencia creciente y casi mayoritaria a ciertas horas de la noche. Sus favoritos son vinos jóvenes como ellos, como el Viña Verde o o el verdejo de La Cañada. Nada que ver con la sesión del mediodía, donde convive un público más pausado, muchos grupos de mujeres, algún que otro famoso, autoridades y gente que aprovecha al salir del trabajo para acudir a alguna cata o degustar algún vino entre tapita y tapita. Ayer, a la hora del almuerzo, cuando el apetito obliga a probar bocado, el gerente del Consejo Regulador, Enrique Garrido, y la concejala de Promoción de la Ciudad, Carmen González, hicieron entrega de los premios que reconocen el esfuerzo de los restauradores por sus estands y el diseño a la mejor etiqueta porque la estética siempre es un punto a favor. Este año, La Bodeguilla se ha hecho con el premio a la mejor tapa por su arroz con rabo de toro, que se puede pedir en su estand al mediodía a partir de las 14.30 horas. El premio al maridaje por la mejor tapa con vino de Montilla-Moriles es para El Poema, por su carpaccio de buey con helado de PX, pasas, parmesano y frutos rojos. La Galga y La Antigua Brasa se llevó el de mejor estand de restauración y Los Raigones Caballo Cordobés el de mejor estand de bodega. Además, Bodegas Robles se hizo con el premio a la mejor etiqueta. Ya saben por dónde pueden empezar a probar.

Temas relacionados