+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PLENO DEL CONSEJO

El movimiento ciudadano exige dinero para las dos estaciones del cercanías

El órgano plantea que la Ribera sea un paseo «esencialmente peatonal»

 

Una de las estaciones que utilizará el cercanías. - A.J. GONZÁLEZ

Isabel Leña Isabel Leña
26/04/2017

El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) exige que los presupuestos generales del Estado para este año incluyan, dentro de las partidas del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), financiación para las dos estaciones de cercanías, las del Parque Joyero y de la avenida de la Igualdad/Chinales. El Pleno del máximo órgano de participación de la ciudad aprobó ayer esta demanda junto con la exigencia de su declaración como obligación de servicio público (OSP).

El CMC reclama además que se acometa urgentemente el segundo tramo de variante Oeste, el que unirá la carretera de Palma con la del Aeropuerto, que este año solo cuenta con 200.000 euros. Además, solicita que haya partidas suficientes para urbanizar los terrenos de la antigua cárcel de Fátima y para acometer un proyecto olvidado en las cuentas, el Museo de Bellas Artes.

Más dinero para la ejecución del nuevo ramal de la autovía A-4 para evitar los atascos y accidentes que se producen es otra de las peticiones, junto con financiación para solucionar el problema del paso subterráneo de Villarrubia, terminar el arreglo de la CH-3 y mejorar la CH-8. Que haya dinero para un plan de empleo, para mantener las tres declaraciones Patrimonio de la Humanidad, para la rehabilitación y el alquiler de viviendas y para dependencia es otra de las exigencias del CMC, que pide una partida para la tercera fase de la remodelación del río a su paso por Córdoba. El presidente del CMC, Juan Andrés de Gracia, explica que enviará estas demandas a la Subdelegación, al Congreso, al Senado y a los grupos municipales.

En relación al río, el CMC aprobó varias propuestas elaboradas tras reunirse con la plataforma Por un Río Vivo y con la Mesa del Río, entre ellas, que la Ribera sea un «paseo esencialmente peatonal», compatible «con un río vivo», según señala De Gracia. Otra de las ideas es ampliar el tramo más protegido del cauce y avanzar en el eje Alcázar-Caballerizas, ámbito que tiene un plan especial paralizado desde hace seis años. El CMC desea que se revise otro plan, el de El Arenal, y se reconsidere la ordenación prevista en la margen izquierda. El CMC considera necesario ejecutar la tercera fase de la remodelación del río entre Alcolea y Villarrubia y resolver el peligro de inundaciones de forma definitiva sin olvidar «la realidad vecinal».

Equipamientos / Definir el uso de equipamientos acabados en el entorno y en el cauce del río y la puesta en valor de los molinos son otras demandas. Además, y según De Gracia, el CMC desea que se recupere la función original del Centro de Educación Ambiental, para que sea «un aula abierta a la ciudadanía», a los centros educativos, y un «espacio de investigación para la Universidad». En este sentido, el CMC propone la integración del Jardín Botánico en el proyecto. El CMC cree necesaria la creación de un consorcio impulsado por las administraciones implicadas en el río en el que participen los colectivos dedicados al mismo. El CMC presentará estas propuestas a la plataforma y la mesa para ver si las aceptan y si no, continuarán trabajando con los dos colectivos en las mismas.

El plan de la Sierra/ El CMC hizo suyas ayer las alegaciones presentadas en el 2010 por Al-Zahara al plan de la Sierra, entre ellas, incluir todas las parcelaciones como susceptibles de desarrollar planes de mejora del medio rural u otras fórmulas que permitan su regularización (Urbanismo cuantifica 29, de las que 23 son edificaciones aisladas y 6, asentamientos). El CMC tomó conocimiento de un informe con los cambios legislativos ocurridos desde el 2010, que han traído novedades como el AFO, al que podrán acogerse pocas viviendas, o la posibilidad de incluir asentamientos en el PGOU a través de su modificación. El CMC enviará a Urbanismo su posicionamiento y el informe de los cambios legislativos para negociar e intentar buscar soluciones. El CMC está dispuesto a que el plan no tenga que aprobarse otra vez de forma inicial si Urbanismo busca mecanismos legislativos que permitan incluir sus peticiones. Si no, afirma De Gracia, exigirán una aprobación inicial «que recoja la visión humana de la Sierra».

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por frankcordoba1 13:03 - 26.04.2017

Y luego se derpertaron....ooohhhh era un sueño.¿¿PERO USTEDES CREEN QUE CON LOS POLITICOS QUE CORDOBA TIENE,ALGUIEN NOS VA A ESCUCHAR??...PARA MUESTRA MIREN LOS PRESUPUESTOS DEL ESTADO...¡¡¡¡SOMOS LA PENULTIMA CIUDAD DE ESPAÑA EN INVERSIONES!!...¿¿QUE HABREMOS HECHO MAL...O SERA QUE NADIE NOS DEFIENDE CON ARGUMENTOS SOLIDOS??