+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA DECIMOSÉPTIMA EDICIÓN SE PROLONGARÁ HASTA EL DOMINGO

El mercado medieval abre el viernes y estrena zoco árabe en Miraflores

Carmen González asegura que es «uno de los más importantes del país». Este año habrá 150 puestos de nuevo y se potenciará la zona de restauración

 

Imagen de un pasacalles en una edición anterior del mercado medieval. - A. J. GONZÁLEZ

Isabel Leña Isabel Leña
23/01/2018

Córdoba se adentrará este fin de semana en el medievo. El mercado medieval regresará el viernes al entorno de La Calahorra, donde permanecerá hasta el domingo. El Ayuntamiento, a través de Rivendel, organiza este evento, que cumple diecisiete años y que en esta edición cuenta con novedades, que fueron ayer presentadas por la concejala de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento, Carmen González; por el responsable de Rivendel, Pablo Llorente; y por Francisco Ruz, de Cruzcampo, que patrocina el evento. Una de las novedades es el zoco árabe, que se instalará en Miraflores. Cuando el año pasado Rivendel resultó adjudicataria del montaje del mercado, esta anunció que instalaría un zoco árabe en Miraflores. Sin embargo, la adjudicación se produjo tarde y no dio tiempo a montar la iniciativa tal y como estaba prevista, por lo que hubo zoco árabe pero de menores dimensiones y dentro del mercado.

Este año Miraflores albergará el campamento árabe «con sus teterías, talleres de temática árabe y una zona infantil con atracciones y juegos para los niños», según expuso Llorente. Otra novedad será que «se va a potenciar la zona de restauración y de tabernas, dándoles más importancia al estar en la avenida principal», donde habrá «tres carpas para exposiciones, juegos infantiles, la arquería y un escenario para los espectáculos fijos nocturnos y conciertos, para que parte de la restauración tenga más dinamismo», afirma. Otra novedad será que «en la degustación gastronómica del sábado se cambiarán los platos», que están dedicados a las culturas judía, árabe y cristiana.

El mercado, que estará abierto de once de la mañana a doce de la noche, contará con 150 puestos, al igual que en la edición pasada, que fue la primera que organizó Rivendel, que paga un canon de 50.000 euros al Ayuntamiento. La delegada de Promoción asegura que el mercado es uno de los «más importantes del país» y que tras las quejas de Facua sobre el control sanitario, «tanto la empresa organizadora como el Ayuntamiento estarán pendientes de que se cumplan» las declaraciones responsables que ha de firmar cada puesto.

Temas relacionados