+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PRONOMBRES

Luz Valdenebro: «Cuesta sangre, sudor y lágrimas llenar hoy en día las salas teatrales»

 

La actriz Luz Valdenebro. - DANIEL DICENTA HERRERA

María José Raya María José Raya
26/06/2016

La actriz Luz Valdenebro (Córdoba, 1975) está viviendo un momento laboral muy dulce, compaginando el rodaje de la serie Seis hermanas, producción en la que lleva desde verano del pasado año, con la representación de la obra teatral El Jurado, dirigida por Andrés Lima, y con la puesta en escena a su vez de La Distancia, a cargo de la compañía Bacantes Teatro, impulsada por la propia Valdenebro, junto a Caterina Muñoz, Teresa Rivera y Estefanía de los Santos. Obra en la que actúa junto a la también actriz cordobesa María Morales. La Distancia está dirigida por Pablo Messíez, mientras que El Jurado, tras triunfar en las principales capitales del país, se ha tomado un descanso estival y volverá en otoño. En los últimos años Luz Valdenebro ha protagonizado papeles muy conocidos, como el de Sofía, en Gran Hotel, o el de Bárbara, en Hispania, ambas series emitidas por Antena 3. Además, en televisión también ha actuado en las ficciones Policías, Periodistas, Los simuladores, Ángel o demonio, El internado, Paquirri o Padre Coraje. Por su parte, junto a Andrés Lima tuvo la oportunidad en el 2010 de triunfar en el teatro con la premiada Urtain, del conocido grupo Animalario, mientras que en cine ha participado en las películas Balada triste de trompeta (Álex de la Iglesia) y Bajo las estrellas (Félix Viscarret).

-¿La pasión por la interpretación le viene de familia?

-No. Pero mis padres bailaban en un grupo de coros y danzas de Córdoba.

-Se crió en el barrio de Santuario. ¿Supo siempre que quería ser actriz?

-No sabía que existía la carrera de Arte Dramático, ni que había una escuela en Córdoba para desarrollar esos estudios.

-Hasta hace unos días ha estado representando la obra ‘El Jurado’, de Andrés Lima, con el que ya coincidió en ‘Urtain’. ¿Cómo valora trabajar con Animalario y cómo ha sido recibida esta obra por el público y la crítica?

-Trabajar con Andrés Lima es un regalo, un privilegio y un placer siempre. Animalario fue mi casa y mi familia. Me ayudaron a dar mis primeros pasos teatrales y profesionales en Madrid. Eso lo llevaré siempre en mi corazón. Con el proyecto de El Jurado, Avanti Teatro me ha vuelto a regalar otro montaje con Andrés Lima y unos compañeros de lujo. La función y el proceso han sido una maravilla y eso se nota en la reacción del público al verla. En la obra soy el jurado número cuatro y represento a una trabajadora social muy comprometida con las políticas de izquierdas. Y sin pelos en la lengua.

-Los actores que integran el reparto de esta obra cuentan con una reconocida trayectoria (Víctor Clavijo, Pepón Nieto o Cuca Escribano). ¿Cómo ha sido trabajar con ellos?

-Compartir escenario con compañeros a los que admiras es algo que hoy en día es muy difícil de conseguir. Me ha tocado el premio gordo.

-¿Cómo puede compaginar el teatro con el rodaje de la serie ‘Seis hermanas’, que emite La Primera de TVE?

-Con muchas ganas, pocas horas de sueño, mucho estudio y la generosidad de unos y otros para poder encajar todo ese puzzle de horarios y fechas.

-Ha participado en numerosas series de televisión, como ‘Gran Hotel’, donde compartió elenco con Concha Velasco o Lluis Homar. Mientras que en ‘El Internado’ tuvo la oportunidad de trabajar con la fallecida Amparo Baró o Luis Merlo. Por otro lado, en teatro ha actuado junto a Lola Herrera o Héctor Alterio. ¿Qué tal cada una de estas experiencias?

-Solo hay que repasar el listado de nombres que se acaban de enumerar para quedarse corta con cualquier respuesta a esta pregunta. Solo puedo dar las gracias por semejante regalo.

-¿Existen más oportunidades en la actualidad para los actores y actrices de actuar en televisión que en el cine?

-Ni de lejos. Es un mundo muy cerrado y al que es muy difícil acceder y más aún mantenerse. Pero hay que insistir y seguir trabajando.

-¿El cine español sigue sin ocupar el espacio que merecería?

-No cuenta con el apoyo de su propio país ni de la mayoría de su público. En España se hacen un cine, una televisión y un teatro espectaculares. Se lo rifan en otros países. Nuestras series se ven en Estados Unidos, en casi toda Europa y en Asia. Pero en España se encargan de denostar y de estrangular esas capacidades. Estamos viviendo una época en la que se enseña subliminalmente a matar la cultura lentamente.

-¿El teatro está en auge frente al cine o también cuesta el lleno?

-Cuesta sangre, sudor y lágrimas hoy en día llenar las salas teatrales. Sobre todo, cuando inviertes tu propio dinero para sacar un proyecto adelante y desde las administraciones, en lugar de ofrecerte algo de ayuda, se pasan todos los días por la taquilla con la gorra a quitarte el 21% de IVA de la recaudación. Así, por toda la cara. Nos dicen que es nuestra obligación. Luego salen cosas como los papeles de Panamá y se te queda cara de imbécil.

-¿Qué le diría a ese público que solo vive enganchado a internet y que no va al cine ni al teatro?

-Que si su vida cibernética es tan maravillosa, que se imaginen cómo será la real, en donde las cosas se pueden oler, tocar, oír y saborear.

-Actuó por última vez en Córdoba con la obra ‘En el estanque dorado’ en marzo del 2015. ¿Le gustaría hacerlo más?

-Me muero por actuar en Córdoba. Ojalá fuera más a menudo.

-¿Se siente reconocida en su tierra?

-No lo necesito. Necesito venir a mi tierra y sentirme orgullosa de que en mi ciudad pasen cosas, haya movimiento, impulso y ganas de evolucionar.

-Tiene su compañía. ¿Se ha planteado dedicarse a la dirección y no solo a la interpretación?

-No me veo dirigiendo. Al menos de momento. En nuestra compañía, Bacantes Teatro, somos cuatro mujeres, actrices y productoras. Nuestra primera producción se llama La Distancia, basada en la novela Distancia de rescate, de Samanta Schweblin y dirigida por el maravilloso Pablo Messíez.

-¿El problema de la falta de público es sólo del 21% de IVA cultural o de cambios de hábitos de los espectadores?

-El 21% de IVA ha sido la gota que ha colmado el vaso. El garrote vil de la cultura. Pero lo de adormecer al pueblo está inventado desde hace mucho. No voy a decir nada que otros no hayan dicho ya. Me canso. La frase «Pan y circo» lo resume perfectamente.

-¿Qué obra le gustaría representar en cine, teatro o televisión?

-Las que están por escribir... ¡Jajajaa!

-¿Qué pieza teatral o película ha visto últimamente?

-La Estupidez, de Feelgood Teatro, y Tierra del Fuego, de Claudio Tolcachir.

-¿Con qué autores teatrales o actrices/actores cordobeses le agradaría trabajar?

-Con María Morales, amiga y compañera del alma, quiero trabajar siempre. Y me encantaría poder actuar también con grandes como Marisol Membrillo, repetir con Juan Carlos Villanueva o Macarena Gómez, Juan Carlos Rubio o Paco García Torrado.

-Ha compartido muchas ocasiones reparto con la cordobesa María Morales. ¿Casualidad o les une también la amistad?

-Somos amigas desde hace más de 20 años. La admiro muchísimo.

-Repasando su trayectoria predomina más el drama, la acción o las series históricas que la comedia. ¿Le gustaría trabajar más en este último género?

-A mí me gusta trabajar en esto. Me da igual si es drama o comedia. Lo paso igual de bien porque tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta.

-¿Con qué frecuencia puede escaparse a Córdoba?

-Siempre que puedo. Casi toda mi familia vive ahí. Me encanta pasear por Córdoba en mayo. Pero eso no es ningún secreto para quienes han tenido la oportunidad de vivirlo en persona.

-¿Cuáles son sus próximos proyectos?

-Compaginar las funciones de El Jurado, La Distancia y las grabaciones en Seis Hermanas.

-Me imagino que se lo habrán dicho muchas veces, pero su cara, además de serenidad, transmite una luz muy especial delante de la cámara. Como su nombre. ¿Lo siente así?

-¡Qué maravilla! La mayoría de la gente es muy generosa con los comentarios que realizan sobre mí y me siento muy agradecida.

-¿Una futura actriz necesita formarse en Madrid o la ESAD de Córdoba es una buena base?

-Es necesario formarse. A mí me tocó en la ESAD de Córdoba y fue donde me di cuenta de lo importante de tomarse en serio la formación. A esta profesión se acerca mucha gente con las ideas bastante equivocadas. Relacionan este trabajo con fama o dinero fácil y no saben lo equivocados que están. Eso solo representa un 1% de todo lo que supone embarcarse en este mundo. El resto es trabajo, esfuerzo, pasión, dedicación y sacrificio.

-Recientemente se publicaba un estudio que decía que las actrices españolas cobran un 40% menos que sus compañeros y otro informe reflejaba que las mujeres se desnudan más que los hombres en las ficciones. ¿Qué le parecen ambos análisis?

-Que tienen razón y que es un asco. Y también que estamos luchando por cambiarlo. H