+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Jianping Fu: "No importa lo que digas, lo que importa es lo que haces"

El empresario chino confiesa que le encanta Córdoba y que su amor por la ciudad "no es un capricho pasajero. Es un sentimiento que llevo dentro"

 

Jianping Fu, en la primera edición de Flora 2017 en Córdoba. - SÁNCHEZ MORENO

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
09/11/2017

Jianping Fu, el magnate hotelero que ha financiado la primera edición del festival Flora en Córdoba cuenta quién es y qué busca con su inversión en la ciudad.

En Córdoba sabemos muy poco de usted, solo que le gustan las flores, que tiene una cadena de hoteles y que ha financiado el festival de Flora, cuénteme un poco más sobre usted. ¿De dónde viene su pasión por las flores y las plantas?

Es un honor, les agradezco la oportunidad. Nací en 1964 en una pequeña ciudad de la provincia de Hunan (China), que cuenta con miles de años de historia. Como sucede en la mayoría de las familias chinas, tengo muchos hermanos. La Revolución Cultural comenzó cuando yo tenía tres años. Mi principal recuerdo de los cinco a siete años era el hambre que pasaba. Solía despertarme hambriento por la noche, bebía agua de un cucharón y volvía a dormirme.

Mi principal recuerdo de los cinco a siete años era el hambre que pasaba. Solía despertarme hambriento por la noche, bebía agua de un cucharón y volvía a dormirme

Los jóvenes no saben realmente lo que es preocuparse. A pesar de la falta extrema de recursos, la infancia de mi generación estuvo llena de alegría. En primavera, jugábamos en los callejones del casco histórico; en verano, nos bañábamos en manantiales; en otoño, recogíamos frutas silvestres en las montañas de las afueras de la ciudad; y mientras, en invierno, esperábamos a que nevase para hacer muñecos de nieve con los amigos. En China, los nacidos entre 1962 y 1972 fuimos llamados "la generación afortunada". Tras finalizar la Revolución Cultural, recibimos una buena educación. Así, la reforma y apertura económica nos brindó muchas oportunidades de desarrollo. Antes de 1992 trabajaba para el gobierno; mi principal función era ayudar en la gestión y supervisión de la ciudad. Estos seis años de experiencia laboral tuvieron un gran impacto en mí, puesto que me ayudaron a comprender los procedimientos gubernamentales, la gestión urbanística y el funcionamiento de una ciudad antigua. Así, llegué a entender este tipo de cosas desde mi propia perspectiva. 

Nuestra generación de empresarios posee buenos valores: tras adquirir riqueza, asumimos responsabilidad social y sentimos entusiasmo por devolver algo a la comunidad

Desde 1992 hasta hoy llevo exactamente 25 años en el mundo empresarial. Nos dedicamos a la construcción de materiales, a la comida, a los supermercados, a los hospitales, al mercado inmobiliario, a la manufactura de ropa, a los hoteles, a la inversión privada, a las colecciones de arte, al mercado farmacéutico, a las nuevas baterías de energía y a los vehículos eléctricos, además de otras diez industrias más. Por el momento, ya hemos realizado inversiones tanto en Australia como en Estados Unidos. En la sociedad china tradicional existía una relativa discriminación hacia los comerciantes. Sin embargo, después de más de treinta años de reforma y apertura económica, esta idea tan profundamente arraigada ha terminado cambiando. Una de las principales razones es porque nuestra generación de empresarios posee buenos valores: tras adquirir riqueza, asumimos responsabilidad social y sentimos entusiasmo por devolver algo a la comunidad. Los valores centrales de nuestro grupo consisten en una vida feliz a través de trabajo duro, sabiduría y pasión. En los últimos veinticinco años he aprendido a ser diligente día a día, a obtener sabiduría a través del aprendizaje continuo y a hacer las cosas con gratitud, puesto que valorar lo que has conseguido es la clave del éxito.  

¿Qué valoración hace de la primera edición de Flora? ¿Ha cumplido sus expectativas?

Participé en la inauguración de Flora, y hablé con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, sobre la organización de la segunda edición del festival. Además, invité a cenar a todos los artistas y tuvimos un diálogo trascendente, examiné todas sus obras... Estoy muy satisfecho con la organización de la primera edición de Flora: nuestro equipo apenas tuvo 121 días desde que obtuvimos el permiso del Ayuntamiento hasta que inauguramos el Festival. De esta manera, este plan apuesta por la revitalización económica de Córdoba. Esperamos que Flora no solo beneficie al sector del turismo, sino que contribuya a la revitalización de toda la industria cordobesa. Debo aclarar que, como dijimos en la gala de inauguración, la próxima edición contará una programación complementaria musical. La ceremonia de apertura del año que viene contará con la actuación sinfónica de la mejor Orquesta Sinfónica de España, dirigida por el maestro Tan Dun. Se podrá seguir online y llegará a más de 100 millones de espectadores en línea.

La idea inicial era que el concurso contase con diez candidatos, pero finalmente se redujo a ocho. ¿Por qué?

Invitamos a artistas de todo el mundo, pero debido a la escasa antelación con la que Flora se ha organizado este año, hubo conflictos de fechas en la agenda de los artistas.

¿A qué tipo de público cree que atrae un festival como Flora?

La búsqueda de las cosas buenas es la naturaleza innata de los seres humanos. Flora sirve como plataforma para mostrar esa belleza: conecta a los mejores artistas del mundo con visitantes de todo el mundo, que buscan la belleza en esta maravillosa ciudad. En el pasado, Córdoba fue el centro de la civilización europea. Confiamos en que, a través de nuestro esfuerzo, esta ciudad milenaria vuelva a brillar de nuevo y se convierta en un lugar de peregrinación a escala mundial.

Confiamos en que, a través de nuestro esfuerzo, esta ciudad milenaria vuelva a brillar de nuevo y se convierta en un lugar de peregrinación a escala mundial.

¿Se ha hecho promoción sobre el festival en China? ¿Tiene la intención de hacerlo para las próximas ediciones?

Durante la primera edición de Flora no hemos hecho promoción sistemática en China. Hemos traducido la web de Flora al chino, hemos colgado un vídeo promocional en el portal de vídeos más grande de China y hemos creado una cuenta pública en la aplicación de mensajería china Wechat. Evidentemente, debido a la falta de tiempo, ha quedado mucho por hacer. Para la segunda edición de Flora haremos promoción a nivel mundial. La organización de Flora ya se ha convertido en una estructura permanente, y desde la semana próxima comenzarán a trabajar en la edición del año que viene. Para la segunda edición de Flora trabajaremos con una de las mejores agencias de marketing del mundo. Consideramos que la profesionalidad y la concentración son la clave para conseguir un resultado perfecto. En el futuro, no nos preocupará la promoción en China, España y Australia, porque ya contamos con profesionales especializados en estos tres países. Estamos trabajando en la promoción en el resto de Europa y Norteamérica, por lo que necesitaremos seis meses para forjar una alianza corporativa que la impulse.  

Con la abrumadora cantidad de visitas a los patios, ¿considera la opción de extender el horario de visita hasta la noche?

Desde luego que la ampliación del horario de visita es un deseo común de la organización de Flora y de los cordobeses. Como remedio ante esta situación, estamos discutiendo la posibilidad de exhibir a largo plazo la obra ganadora, Duende.

¿Es cierto que ha adquirido una propiedad en Córdoba? ¿Ha presentado un proyecto a la Gerencia Municipal de Urbanismo para abrir un hotel en la calleja de las Flores?

Efectivamente, compré una propiedad en la calleja de las Flores en 2015. Gracias a esto, tengo el honor de haber recibido la residencia permanente en España. He contratado a expertos de la Universidad Politécnica de Madrid para diseñar y presentar una solicitud de restauración al Ayuntamiento de Córdoba. Que quede claro que no voy a solicitar ninguna exigencia adicional al ayuntamiento por celebrar el Festival Flora. Respetaremos la profesionalidad de las autoridades.

[Sigue en este enlace todo lo que dio de sí el Festival Flora 2017]

¿Cómo será el hotel? ¿Va a abrir más?

Este hotel forma parte de nuestro proyecto global, llamado Zizai, que en castellano significa “libre”. La palabra zizai proviene del budismo, y se refiere al alto grado de armonía entre la mente y el cuerpo. Nuestro hotel en Córdoba dispondrá de diecinueve habitaciones, nueve patios, un centro de magnetoterapia y otro de aromaterapia, un spa de aceites esenciales de ciruela y un centro de inedia. También habrá un salón de té y un gran estudio para leer. Esperamos traer a Córdoba la antigua filosofía de China que defiende los hábitos saludables. No se tratará del típico alojamiento de cuatro o cinco estrellas, ya que el hotel en sí es una obra de arte.  Ya hemos lanzado nuestro proyecto en Mallorca, y estamos buscando lugares en Granada y Toledo para continuar expandiéndonos.

No es habitual que empresarios inviertan de forma desinteresada, así que los cordobeses se preguntan qué espera conseguir a cambio de esta inversión en la ciudad. ¿Tiene intención de negociar con el ayuntamiento otros proyectos? ¿Qué obtiene a cambio de esta inversión?

Quiero obtener la confianza del Ayuntamiento de Córdoba y el cariño de sus ciudadanos. La amistad está basada en confianza, algo que no se consigue a través de palabras. No importa lo que digas: lo que importa es lo que haces y lo que consigues con ello. Es lo que pido a mis trabajadores, y lo que yo mismo hago. Estoy totalmente de acuerdo con aquellas palabras del empresario estadounidense Andrew Carnegie, quien decía que la mortaja no tiene bolsillos, y que el dinero se consigue a través de nuestras capacidades para destinarlo a algo con lo que te identificas. Agradezco la oportunidad que Córdoba me ha brindado para marcar una diferencia en mi vida, de corazón.

Estoy totalmente de acuerdo con aquellas palabras del empresario estadounidense Andrew Carnegie, quien decía que la mortaja no tiene bolsillos

Cuando presentó el proyecto de Flora, explicó que le gustaría jubilarse en Córdoba. ¿Sigue manteniendo esa idea?

Me encanta Córdoba: mi amor por la ciudad no es un capricho pasajero. Es un sentimiento que llevo dentro. Cuando era joven, soñaba con convertirme en novelista. Ahora que tengo más de cincuenta años, he conocido a mucha gente y he experimentado muchas cosas; yo mismo considero que he descubierto muchas cosas durante mi vida que ningún escritor ha plasmado con palabras, por lo que creo que es mi deber expresarlas. Reconozco que más de veinte años de experiencia en el mundo empresarial me han hecho perder la inocencia, por lo que espero poder recuperarla en Córdoba. ¿Si me voy a jubilar en Córdoba? Si mi inversión en la ciudad sale adelante y puedo obtener la valiosa amistad de los cordobeses, no me cabe duda de que lo haré. ¿Si me voy a jubilar en Córdoba? Si mi inversión en la ciudad sale adelante y puedo obtener la valiosa amistad de los cordobeses, no me cabe duda de que lo haré.

 ¿Si me voy a jubilar en Córdoba? Si mi inversión en la ciudad sale adelante y puedo obtener la valiosa amistad de los cordobeses, no me cabe duda de que lo haré

Temas relacionados
 
   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario Córdoba

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla