+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

solemne acto académico en el rectorado

Honoris causa a dos referentes de la Ciencia y el Derecho

Investidura de los profesores Antonio Fernández de Buján y Avelino Corma

 

Los nuevos Honoris Causa, con el rector, el presidente del Consejo Social, padrinos y otros académicos. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

Carmen Aumente Carmen Aumente
07/03/2018

Los profesores Antonio Fernández de Buján y Avelino Corma Canós fueron investidos ayer como nuevos doctores honoris causa por la Universidad de Córdoba, en una solemne sesión en el Rectorado de la UCO en el que se reconoció a ambos catedráticos «su excelente trayectoria en distintos campos así como su colaboración con la Universidad de Córdoba», como dijo el rector, José Carlos Gómez Villamandos. «Si aún resuenan los ecos de la investidura de Pablo García Baena, recientemente fallecido y tan querido por todos, los ecos de su referencia poética, hoy paseamos por los mejores paisajes del Derecho y de la Química. Recibimos en nuestro claustro a dos de los más grandes universitarios de nuestro tiempo, como es el caso de Antonio Fernández de Buján y de Avelino Corma», dijo el rector al comenzar su intervención.

Fernández de Buján, catedrático de Derecho Romano, que fue apadrinado por el catedrático de la UCO Juan Miguel Albuquerque, fue calificado por el rector como «uno de los casos más característicos de los llamados maestros de maestros. Un erudito del Derecho Romano, base de tantos elementos de nuestro propio ordenamiento jurídico». De Avelino Corma, un referente en la investigación de Catálisis Heterogénea, apadrinado por el profesor de Química Orgánica Alberto Marinas, señaló que es «uno de los valores fundamentales de la marca ciencia española, una marca que se revaloriza, año tras año, gracias al trabajo de numerosos investigadores e investigadoras de universidades, del CSIC y de otros organismos públicos de investigación, a pesar de las condiciones adversas generadas por la situación económica».

Poco antes del ceremonial, los nuevos doctores dijeron sentirse «muy honrados» y «orgullosos» por este reconocimiento, tras años de colaboración profesional y «sentimental» con la UCO.