+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Un hogar para los 'sin hogar'

La Fundación Prolibertas espera poder abrir el nuevo centro de día para las personas que están en la calle a principios de año H De momento, están a la espera de la firma del convenio de cesión

 

Imagen del comedor social trinitario, que compaginará su actividad con la del centro de día. - A. J. GONZÁLEZ

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
14/11/2017

La apertura en Córdoba del primer centro de día para personas sin hogar, un espacio donde aquellos que se ven condenados por distintas circunstancias a pasar sus días y/o sus noches en la calle, está más cerca.

La Gerencia de Urbanismo aprobó la semana pasada la cesión de una parte del antiguo cuartel de Lepanto (calle Sagunto), hasta hace poco sede de Cruz Roja, a la Fundación Prolibertas, que ahora está a la espera de la firma del convenio de cesión para equipar el espacio, según ha explicado Eduardo García, director del comedor social trinitario, que confía en que se pueda abrir a principios de año. «Aún no hemos firmado ni tenemos las llaves del edificio, en cuanto las tengamos comprobaremos el estado de las instalaciones para empezar a trabajar», ha indicado, «de momento, hemos empezado a solicitar ayudas para la compra de mobiliario, aunque ya contamos con una parte que nos ha donado un hotel y que está a la espera de traslado».

La idea de la fundación es ofrecer a las personas sin hogar un espacio donde pasar el día, de 9 a 13 horas y, tras el almuerzo que se sirve en el comedor trinitario, situado a poca distancia, de 14 a 20 horas.

«Además de un espacio adaptado y de un lugar de descanso para quienes duermen en la calle, queremos promover actividades para el desarrollo personal y una serie de servicios», ha indicado Eduardo García, que ha destacado la alegría con la que los usuarios han recibido la noticia. Entre esos servicios, estará un espacio de lavandería para que ellos mismos laven y sequen su ropa, y un lugar de consigna para que puedan depositar sus pertenencias.

El centro de día ofrecerá talleres grupales de autoestima y motivación, alfabetización digital y una sala de informática, así como visitas a espacios culturales, actividades de convivencia y talleres ocupacionales con los que prevenir el deterioro físico y físico de estas personas. También habrá musicoterpia y ocio productivo como juegos de mesa o lectura. La prevención de la salud será otra de las líneas de trabajo, con talleres de higiene personal y hábitos de vida saludables y un servicio de medicamentos gratuitos. Por último, se habilitará un espacio de orientación laboral donde podrán aprender a hacer un curriculum por ejemplo, y un aula de internet donde puedan buscar empleo. «La idea de contar con un centro de día es que estas personas no estén en la calle y que esto les ayude a su integración social en todos los sentidos», insiste García.

Temas relacionados