+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PLENO MUNICIPAL

El gobierno local depende de nuevo de Ganemos para aprobar las ordenanzas

El PP se posicionará en contra pese a barajar por la mañana incluso la posibilidad de abstenerse. Alba Doblas (IU) no logra cerrar un acuerdo con la agrupación de electores que no ha dicho qué votará

 

Fachada del Ayuntamiento de Córdoba. - SÁNCHEZ MORENO

Irina Marzo Irina Marzo
12/09/2017

Ganemos llega al Pleno donde deben aprobarse provisionalmente las ordenanzas fiscales de 2018 sin desvelar qué votará. Bastaría, eso sí, que la agrupación de electores se abstuviese para que pudieran sacarse adelante. Tampoco despejaron anoche la incógnita de su voto ni Ciudadanos ni Unión Cordobesa, pendientes ambos partidos de que se incluyan algunas de sus enmiendas en el expediente y que se den garantías de su cumplimiento. El PP fue el único en hablar claro al avanzar anoche que votarán en contra de la propuesta de PSOE e IU. El viceportavoz de los populares, Salvador Fuentes, informó de que votarán en contra tras no haber alcanzado un acuerdo «de mínimos» con la teniente alcalde de Hacienda, Alba Doblas, y a pesar de que por la mañana se había vislumbrado la posibilidad de que los populares se abstuvieran.

Aunque el PP ha presentado 16 enmiendas, supeditó su abstención a que el gobierno local incluyera solo tres propuestas y una cuarta relacionada con la armonización de la tasa de veladores y la de ocupación del espacio. En opinión del viceportavoz del PP, Salvador Fuentes, eran «asumibles» porque son «muy sensatas» y de «mucho calado social que tampoco suponen un impacto preocupante en los ingresos de las cuentas públicas». Entre estas propuestas está la aplicación de la insolvencia provisional en fase de apremio (la única que habría aceptado Doblas); la bonificación de hasta el 75% en obras de viviendas sociales para la instalación de ascensores y del 50% para el resto; suspensión de la plusvalía cuando no haya habido incremento en la transmisión de la vivienda; o la aprobación de un reglamento --ya sería en el próximo Pleno-- de ayuda a colectivos en situación de necesidad, para abordar ayudas al pago del IBI en especiales situaciones de necesidad, como jóvenes, tercera edad, discapacitados o víctimas de violencia de género.

Ganemos decidirá su voto a última hora: abstención o en contra, porque lo que ya a estas alturas parece descartado es el voto a favor. La reunión de la teniente alcalde de Hacienda, Alba Doblas, y concejales de Ganemos fue tensa e infructuosa para el equipo de gobierno, que lamenta que la agrupación electoral no haya presentado por escrito ninguna alegación para justificar su postura. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, tampoco entiende el posicionamiento de Ganemos e insistó en que el expediente es «idéntico a las ordenanzas de 2017», salvo «novedades puntuales» como la bonificación del 50% del IBI a los propietarios de patios y la «mejora de la progresividad fiscal».

Por su parte, desde Ganemos consideran que el expediente es «continuista» y «pierde una oportunidad de dejar la huella que se quiere dejar en la ciudad» en cuanto a políticas fiscales. Los concejales Rafael Blázquez y María Ángeles Aguilera fueron muy críticos con la negociación de estas ordenanzas e insistieron en que siguen sin cumplir algunos de los acuerdos firmados en octubre del año pasado con PSOE e IU (precios participativos, información más clara de las exenciones fiscales o un estudio de la tasa turística).

Temas relacionados