+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA.

Francisco Alba RESPONSABLE DE CIRUGIA DEL SAN JUAN DE DIOS DE SEVILLA : "En un plazo de veinte años la ingeniería genética eliminará los tumores"

 

Francisco Alba RESPONSABLE DE CIRUGIA DEL SAN JUAN DE DIOS DE SEVILLA : 'En un plazo de veinte años la ingeniería genética eliminará los tumores' - Foto:MIGUEL ANGEL LEON

ANTONIO LOPEZ HIDALGOANTONIO LOPEZ HIDALGO 25/07/2010

El cirujano Francisco Alba Mesa, cordobés de Baena, advierte que el futuro de la cirugía oncológica está abocado al fracaso y que algún día los cirujanos no tendrán que operar cáncer. Es más, pronostica que en un plazo de veinte años la sustitución de órganos por órganos sanos y la ingeniería genética eliminarán los tumores. Mientras tanto, el responsable del Servicio de Cirugía y Aparato Digestivo del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe sevillano ha dado un primer paso en esta carrera de fondo al extirpar un cáncer de colon en una paciente a través de la vagina. Ha sido la primera vez que se aplica esta técnica en el colon a nivel mundial, con una técnica denominada Notes.

--El día 12 de este mes su equipo realizó una intervención en la cual extirpó un cáncer de colon en una paciente a través de la vagina, sin que fuera necesaria ninguna incisión abdominal. ¿Cómo se desarrolló la intervención?

--Este tipo de cirugía requiere una preparación y un instrumental bastante específicos. Es decir, se ha utilizado material que no se usa nunca en España. Tiene una preparación previa, de al menos una semana. Y la intervención en sí consiste, en principio, en que la paciente se coloca en posición ginecológica, como se pone para un parto, y empezamos insuflando dióxido de carbono dentro de la vagina. Metemos una aguja de uno o dos milímetros a través del ombligo y llenamos la barriga de gas. Una vez que hemos conseguido esto, se coloca un dispositivo adaptado en la vagina, que consiste en esencia en dos anillos que están unidos por una bolsa plástico. Uno de los anillos es expansor. Cuando lo metemos dentro de la vagina se expande y se coloca. Después empezamos a meter instrumental a través de este dispositivo, que tiene una puerta de entrada y cuatro orificios. A través de ellos metemos una cámara y pinzas. Otra dificultad que tiene esta cirugía es que, como no podemos utilizar más pinzas que los orificios que tenemos, necesitamos utilizar un virtual port , un sistema de anclaje de órganos que te permite usar unos pequeños ganchos con un muelle que hacen las veces de pinzas separadoras. Introduciendo el virtual port , cortamos la parte del colon que íbamos a extirpar usando una óptica angulada. La intervención necesita tres cirujanos y además operan los tres porque cada cirujano sólo se puede hacer cargo de una pinza. Necesitas dos manos por cada pinza. El resto es exactamente igual que cualquier tipo de intervención de cáncer de colon.

--Esta cirugía sin incisión abdominal, denominada Notes, pretende minimizar el daño producido por las intervenciones quirúrgicas clásicas. Es decir, reduce el dolor y el riesgo de infección.

--A ver. Está comprobado, y nosotros lo hemos comprobado a lo largo del tiempo, que en ese tipo de cirugía las personas necesitaban muy poca analgesia, tenían muy poco dolor. Entonces pensamos que, si no había ningún tipo de incisión abdominal, el dolor se iba a minimizar muchísimo. El fondo del saco vaginal no tiene sensibilidad al dolor, tiene sensibilidad a la distensión muscular. Entonces pensamos que si toda la intervención la hacíamos por vía transvaginal, la paciente no tendría dolor, y efectivamente la paciente en el posoperatorio no tiene dolor ninguno. De hecho, prácticamente la mantuvimos con paracetamol oral, nada más.

--Esta es la primera vez que se aplica esta técnica a nivel mundial para el cáncer de colon. ¿Pero para otro tipo de operaciones se ha utilizado?

--Sí, sí. La primera vez que se hizo un tipo de cirugía de este tipo fue con una vesícula. Se hizo, en principio, por vía transoral, es decir, transgástrica, y por vía transvaginal también. Después ha habido Notes híbridos, que nosotros los denominamos Manos en España, que los ha hecho el doctor Lacy. Notes puros únicamente este de Marescaux, y luego en Clevenland se hizo la extirpación de un riñón utilizando la vía transvaginal. Son los dos casos.

--Su Servicio de Cirugía, hasta llegar aquí, realizó hasta 16 intervenciones híbridas desde 2007 con la técnica Manos. ¿En qué consiste esta técnica?

--El Manos es una técnica laparoscópica. Es decir, utilizamos la vía de abordaje por laparoscopia. Metemos varios puentes en entrada en el abdomen. Nosotros utilizamos tres puertas de entrada. Una para la cámara y dos para las pinzas. El resto de las pinzas se mete por vagina. Cuando se empezó la cirugía Manos no disponíamos del virtual port ni de endoelle . Esta técnica consiste en cirugía paradoscópica pero también instrumentada por vagina y la pieza se saca por vagina. No hacemos una incisión para sacar la pieza. Es una técnica híbrida. La diferencia es que en el Notes no hay ninguna incisión ni pinza que entre por la barriga. En el abdomen no hay nada.

--Cuando se habla de cáncer se habla de riesgo de vida. Podría resultar frívolo decir que con esta cirugía se mejoran los resultados estéticos.

--El resultado estético es muy importante. Yo creo que tiene más sentido que el resultado estético el impacto emocional que tiene en el paciente. El paciente, cuando ve una incisión, toma una conciencia distinta de su enfermedad. Es como una agresión. El paciente, cuando ve que no tiene incisiones, se enfrenta a una patología que sabe que se la hemos quitado, pero no tiene una evidencia que le recuerde continuamente que tiene eso. No tiene cicatriz. Más que el sentido estético, el impacto emocional cambia mucho.

--Otro desafío de este tipo de cirugía a la práctica clínica supongo que es el económico.

--Este tipo de cirugía reduce lo que es la estancia hospitalaria. En principio, ahorra dinero. Ahora, en el momento actual, estamos hablando de una situación muy parecida a cuando se implantó la laparoscopia. El instrumental era muy caro, las cámaras eran muy caras, pero ya se ha democratizado lo que es la tecnología, y ahora mismo una laparoscopia es barata. Yo creo que con la cirugía Notes va a pasar exactamente igual. Ahora una pincería articulada es muy cara, pero pienso que en unos años se abaratarán mucho los costes.

--Esta cirugía sin incisión abdominal a través de la vagina ha sido un éxito en la mujer. ¿Pero qué ocurre con el hombre? ¿Se han buscado otras fórmulas?

--Sí existen. En el hombre la vía de abordaje natural en este tipo de patologías es el ano. Y eso lo tenemos ya asimilado.

--Y en el caso de la mujer, también podría ser.

--Podría ser perfectamente. Es más cómoda la vagina y tiene menos complejidad técnica y tecnológica que el ano. Hay varios grupos en esto en Cleveland