+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Elier Paz: "Hablar hoy de comercialización del fármaco contra el cáncer es difícil"

GERENTE DE CANVAX BIOTECH SL

 

Canvax Elier Paz (en primera fila, al centro) junto a su equipo. - Foto:SANCHEZ MORENO

IRINA MARZO
10/11/2015

NACIO EN CUBA, 1971.

PROFESION BIOQUIMICO.

LA EMPRESA HA CENTRADO SUS INVESTIGACIONES EN EL DESARROLLO DE PLATAFORMAS MULTIPLES DE ALTO RENDIMIENTO PARA EL DESCUBRIMIENTO DE FARMACOS MEDIANTE BIONSENSORES.

 

Canvax, una empresa de biotecnología cordobesa nacida en el 2001 y radicada en el Parque Científico Rabanales 21, participa en el desarrollo de cuatro familias de fármacos antitumorales, eficaces para combatir las células madre tumorales de mama, colon y melanoma. Canvax tiene 25 trabajadores y una amplia red de colaboradores.

--¿Cómo empezó la participación de Canvax en la investigación de estos fármacos?

--Nuestro objetivo siempre ha sido la búsqueda de nuevos fármacos y tratamientos para enfermedades que no tienen una respuesta terapéutica adecuada, como es el caso de varios tipos de cáncer. Llevamos colaborando con la Universidad de Granada desde el 2011 y hemos trabajado en el desarrollo de moléculas con actividad antitumoral, especialmente contra las denominadas células madre tumorales que son las células capaces de regenerar el cáncer. Producto de esta colaboración han surgido cuatro familias de moléculas, que tienen una actividad antitumoral importante y una toxicidad baja. Ahora se acaba de presentar una patente conjunta entre Canvax e investigadores de la Universidad de Granada pertenecientes a dos grupos: el que lidera el catedrático Joaquín Campos, en la Facultad de Farmacia, y el que lidera el catedrático Juan Antonio Marchal, en la de Medicina.

--¿Qué ha invertido Canvax?

--Canvax lleva colaborando con la Universidad de Granada en el desarrollo de estas moléculas desde 2011. Ha aportado parte de la financiación necesaria para la síntesis y ensayos biológicos de las moléculas. Producto de esta financiación se han contratado tres investigadores para el proyecto. En determinados momentos, la única financiación que ha tenido el proyecto ha sido la proveniente de nuestra empresa. Actualmente Canvax lidera un proyecto Retos , concedido por el Mineco, para continuar con el desarrollo de estas moléculas antitumorales.

--¿Qué perfil tienen los inversores privados de estos proyectos y por qué no hay más?

--El desarrollo de un fármaco es un proceso lento, que puede tardar unos 15 años, y los costes rondan entre los 500 y los mil millones de euros, que incluyen los costes de oportunidad. España lamentablemente no tiene gran tradición, ni una industria farmacéutica potente para desarrollar un fármaco de principio a fin. Hay pocos ejemplos de farmacéuticas españolas que participen en la financiación de proyectos de este tipo o en el desarrollo de nuevos fármacos.

--¿Hasta cuándo estará Canvax en este proceso?

--Estaremos vinculados hasta terminar la fase primera de ensayos clínicos, o sea, la fase de ensayo en pacientes donde se comprueba la seguridad del medicamento (que no suponga un riesgo para los pacientes). A partir de ese punto comienza la fase dos, de ensayos clínicos, donde se prueba la efectividad en una pequeña muestra de pacientes. La fase tres es un ensayo clínico en múltiples sitios y países. Es un proceso muy largo y hay que trabajar con inversores que conozcan el sector.

--¿Qué supondría que el fármaco llegara a comercializarse?

--Que se apruebe un fármaco contra el cáncer en cualquier lugar del mundo es siempre una excelente noticia porque hay que tener en cuenta que esta enfermedad es la causante de cerca del 50% de las muertes de personas entre los 45 y los 75 años. Que sea un fármaco desarrollado por una empresa española es aún mejor porque tenemos excelentes universidades y centros de ciencia básica, pero es necesario revertir a la sociedad parte de los esfuerzos de I+D que se hacen y que proceden de los impuestos. Pero hablar hoy de comercialización es un tema difícil y que hay que tratar con la máxima sensibilidad. Por ejemplo, ya ha habido personas que nos han llamado para ver si les podíamos ayudar a sus familiares con el fármaco en desarrollo, pero no queremos crear falsas expectativas y queremos que la sociedad sepa que es un proceso largo. En cualquier caso, para nosotros es un resultado importante el haber llegado a este punto. Estimamos dos años para empezar los ensayos clínicos humanos.

--Como empresa, en qué otros proyectos están trabajando.

--Nuestro proyecto bandera es el desarrollo de una nariz molecular. Igual que un perro huele personas, billetes falsos o drogas, si se le entrena es capaz de oler en el aliento, la orina o las heces determinados compuestos que aparecen en concentraciones más altas en personas que tienen cáncer. Somos la primera empresa en el mundo que ha logrado reproducir los sistemas que se encargan de detectar los olores. Después tenemos más proyectos farmacéuticos y de desarrollo de alimentos funcionales, enriquecidos en principios activos saludables.