INFORME

El comienzo de una nueva era comercial

Decathlon es el primero de los grandes proyectos anunciados en los últimos años que estrenan las zonas de expansión industrial.

ISABEL LEÑA ISABEL LEÑA 10/01/2011

Córdoba inicia una nueva era comercial. La inauguración de Decathlon hace realidad el primero de los grandes proyectos anunciados durante la última década. Además, estrena, junto a Mercadona, una de las nuevas zonas de expansión industrial. Con él se fraguaron algunos proyectos más, pero el único que está en obras es el Hipercor de Turruñuelos, que podría ser la gran novedad del nuevo año.

TRAMITACIÓN

Un largo camino para echar a andar

La empresa Decathlon mostró interés por instalarse en Córdoba hace seis años, según reconoció el alcalde, Andrés Ocaña, en la inauguración de la tienda, y ha tenido que esperar hasta ahora. En mayo del 2007 consiguió 14 parcelas en el plan industrial de la carretera de Palma, abriendo así expectativas ante su potencial clientela y suscitando recelos entre el pequeño comercio. En febrero del 2008 obtuvo licencia comercial y en octubre Urbanismo aprobó de forma inicial su plan para instalarse, que superó todos los obstáculos dos años después. Entre las razones de la demora estuvo la exigencia de un plan de tráfico compartido con otros proyectos.

NOVEDAD

6.000 metros más en tiempo de crisis

Decathlon quería abrir en el 2009 pero ha tenido que esperar al 2010. A principios del año recién acabado terminó de urbanizarse el plan industrial de la carretera de Palma, lo que propició la obtención de la liciencia de obras en mayo. Desde entonces, Decathlon levantó sobre los 28.236 metros cuadrados de su parcela un edificio de una planta de 7.160 con 6.357 de espacio de venta y 1.350 de zona deportiva. Su apertura, muy esperada por los amantes del deporte por ser la primera tienda de estas características en Córdoba, ha servido para dar empleo a 154 jóvenes. Además, supone el punto de partida de un polígono de 630.000 metros que nace en tiempos de crisis y en el que se instalarán una veintena de empresas de todo tipo, no solo comercios, además de las que irán en San Eloy, la parte reservada a los joyeros pero que ha dejado entrar a otras empresas y de la que hay adjudicado el 70%.

EL POLÍGONO

Lo que pudo haber sido y será

Hay proyectos anunciados que no han cuajado. Otros aparecen y desaparecen. Entre los primeros está un Factory que pidió terrenos y después se arrepintió. Entre los segundos se encuentra Leroy Merlin, que iba a ser la locomotora del parque promovido por 3C Development --Los Patios-- en primera línea y al lado de Decathlon. A final del 2009, cuando ya estaba en marcha la tramitación del plan de la parcela --iniciada en julio del 2008--, 3C anunció que le daría otro rumbo a su proyecto en otros terrenos tras fracasar las negociaciones con la dueña del suelo, Firga. Entonces, Leroy reconoció que no ocuparía la superficie reservada. Sin embargo, la empresa de bricolaje no se quiso ir del todo y trabaja en un proyecto que pretende desarrollar en la misma parcela que dejó 3C. Incluso Firga tramitó el traspaso de la licencia comercial de 3C a Leroy. Otro caso es el de Bricodepot --Euro Depot--, un establecimiento de hogar con licencia comercial desde el 2009 que se ubicaría en primera línea, junto a Mercadona, en una parcela de Gpsur, pero renunció. A pesar de ello, distintas fuentes señalan que la firma vuelve a estar interesada en instalarse en la zona.

CAMBIOS

La reconversión de Los Patios

La primavera del 2010 era la fecha elegida por 3C para abrir su parque comercial de Los Patios, pero no pudo ser. Los problemas para conseguir operadores en tiempos de crisis y el fracaso de las negociaciones con Firga para obtener el suelo hicieron que 3C cambiara de planes y se plantease otro modelo de centro comercial en dos parcelas distintas separadas por Mercadona y propiedad de Gpsur. Una de ellas era la que este último grupo tenía preparada para Bricodepot y cuya tramitación urbanística culminó en 2010. Atrás quedaba pues ese parque de 53.337 metros, casi mil plazas de párking y más de 800 empleos que tanto temía el pequeño comercio. Desde entonces, siguieron las negociaciones para lograr empresas que se instalen en el suelo disponible, aunque 3C reconoce ahora que su proyecto "no está descartado", aunque sí "aparcado".

No todo son planes. El proyecto que está más próximo de convertirse en realidad está en Turruñuelos, donde El Corte Inglés construye desde julio del 2008 un edificio de seis plantas, con espacio para más de mil aparcamientos, que creará 800 empleos. Su apertura se esperaba para el 2010 pero posiblemente será la sorpresa del 2011.

MÁS LENTOS

De Chinales a Las Quemadas

El Hipercor de Turruñuelos está centrando la atención de El Corte Inglés en Córdoba, con lo que esta empresa no ha iniciado aún ese otro proyecto que tiene en la calle Jesús y María, donde hoy se encuentra su tienda de oportunidades. Esa iniciativa necesitó una innovación del PGOU, tiene licencia comercial y permiso de demolición y también puso en pie de guerra al pequeño comercio. El Corte Inglés persigue con ella ampliar las instalaciones que ocupó el antiguo Simago, pasando así de sus 2.789 metros cuadrados en planta baja y sótano a 8.894 en cuatro pisos que generarán 200 empleos.

Su otro proyecto, el centro logístico de El Alamo, está a la espera de que empiecen las obras de urbanización del polígono que promueve la empresa gallega Vialmar, cosa que podría ocurrir este año. Solo faltan los planes de urbanización y sectorización.

A un ritmo mucho más lento del anunciado van otros dos proyectos. El primero es el que Duprocom quiere levantar en Las Quemadas-Tecnocórdoba sobre 36.000 metros cuadrados con 1.300 plazas de estacionamiento. Su nombre es a4Tro y generará mil empleos. Su apertura debía haberse producido a finales del 2010 pero tampoco ha podido ser. El verano pasado la empresa aseguró que se iba a reactivar --anunció que ya se habían iniciado los trámites para constituir la junta de compensación-- y que sus planes eran iniciar las obras en la primavera del 2011.

El 2011 también estaba en la mente de la empresa Montealto. Era la fecha elegida por la misma para iniciar las obras de un centro comercial en Chinales, en los terrenos que dejó libres Pérez Giménez, pero no será fácil. Antes del verano pasado, la empresa desistió de llevar a cabo el plan especial que afecta a los terrenos para presentar otro, alejando el horizonte de inauguración de este esperado proyecto. Montealto asegura que sigue interesada en hacer realidad este centro pero ahora su estrategia es otra y está centrada en la construcción (en la obra civil), energías renovables y medio ambiente. Este centro ocupará 46.000 metros cuadrados y brindará 1.800 plazas para el estacionamiento de vehículos. Tendrá locales comerciales, hipermercado y restauración. Será, junto al de medianas superficies de Duprocom, el prototipo de los centros comerciales del futuro.

Dentro de unos años, si todos esos centros cuajan, la ciudad duplicará su superficie comercial en espacios de ese formato, pasando de los 126.000 metros cuadrados actuales a 250.000 como mínimo --que podrán ser más o menos dependiendo de cómo quede el proyecto de 3C--. Con ellos se crearán más de 3.000 puestos de trabajo.

LOS PIONEROS

Cuando todo era en blanco y negro

Cuando Córdoba era una postal en blanco y negro, llegó Galerías Preciados con sus bolsas rojas a romper la monotonía. Desde 1957 y durante 38 años guió los pasos de los cordobeses que buscaban una forma de comprar diferente. Al principio tuvo varias ubicaciones, una de ellas en la calle Cruz Conde, hasta que ocupó a mediados de octubre de 1972 el edificio que se alzó sobre las ruinas del mítico coso de Los Tejares. Allí ofreció la majestuosidad de sus cuatro plantas y la novedad de sus escaleras mecánicas. En los anuncios publicitarios de la época presumía de ser "el más moderno gran almacén de Andalucía". El 1 de julio de 1995 cerró sus puertas para abrirlas el 15 de diciembre del mismo año, pero absorbido por El Corte Inglés --que asumió su plantilla y la aumentó--, aunque la totalidad del edificio estuvo a pleno rendimiento después.

El 29 de septiembre de 1972 llegaron los famosos "precios Simago" a Jesús y María. Las instalaciones se conviertieron en otro referente que se fue para siempre de la vida de los cordobeses en los noventa, década que marcó un antes y un después en la actividad comercial.

Durante la primavera de 1975 irrumpió en la calle Gondomar otro clásico, los almacenes Woolworth, que ocuparon el palacio del marqués del Boil, lugar que después ha pasado a la historia por su actual inquilino, Zara. Los Woolworth pervivieron solo cinco años.

El 3 de noviembre de 1977 se ponía la semilla del actual Carrefour Zahira. Ese día nació el Híper, la gran superficie comercial que hacía las delicias de los residentes de los pueblos de la provincia, para los que era visita obligada cuando venían a la capital de médicos o de compras.

EL BOOM

Y de repente llegó el color

Del blanco y negro se pasó al color y en los noventa llegó la eclosión de los centros comerciales y el nacimiento de nuevos barrios en torno a ellos. Lo que ocurrió no se ha vuelto a repetir. El 23 de marzo de 1994, el último año de Herminio Trigo como alcalde, abría Pryca La Sierra, ahora Carrefour. Con él se evaporaron las casitas portátiles de Moreras. Tenía más de 20.000 metros y creó 700 empleos. A él le siguieron los más de 30.000 metros de El Arcángel, que abrieron el 25 de noviembre de 1994 sobre el antiguo estadio configurando un nuevo barrio que se miraba en el río. Un año después llegó El Corte Inglés para ocupar Galerías. El 28 de febrero de 1996 se estrenaba el Zoco, el centro con alma de Córdoba, que propició uno de los barrios más apetecibles. Brindaba otros 16.000 metros y mil aparcamientos. Entre los tres sumaban más de un centenar de tiendas y tenían el atractivo de las salas de cine, que hoy solo perviven en El Arcángel.

NUEVO MILENIO

El gran salto a las tres dimensiones

Y llegó el nuevo milenio, menos prolífico que los últimos años del siglo XX, pero su inicio tampoco estuvo mal. El 21 de noviembre del 2002 abrían los 15.000 metros cuadrados del centro de ocio del Guadalquivir, con 750 aparcamientos, diez salas de cine y varios establecimientos comerciales y de hostelería. A este multicines que hoy proyecta en 3D le llegó el 18 de marzo competencia cuando se abrió el centro de ocio El Tablero, de 12.500 metros cuadrados, con 600 párkings y 15 salas de cine. A su sombra han surgido varios negocios de hostelería y hoy es muy frecuentado por jóvenes y familias.

En estos años, y al abrigo de las Quemadas, también se han ido levantando algunos comercios que contribuyen a ampliar la oferta existente; H & M ha llegado a Gondomar; y las grandes superficies chinas buscan su hueco en los polígonos.

En la década recién acabada se han hecho muchos planes pero llegó la crisis y puso freno a los proyectos que empezaban a dibujarse en planos sobre las zonas de expansión. El excesivo tiempo que requieren los trámites urbanísticos tampoco ha favorecido su puesta en marcha. De ellos, el primero en materializarse ha sido Decathlon, que abrió en diciembre registrando una gran afluencia de visitantes. Este, junto a los que se hagan realidad, iniciarán otra era.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail: