+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DENUNCIA DEL SINDICATO CCOO SOBRE LA SITUACION EN UNA PLANTA DEL HOSPITAL PROVINCIAL

Critican agresiones de enfermos a profesionales de Salud Mental

La dirección del Reina Sofía califica de "inciertas" las acusaciones

 

Fachada del edificio del Hospital Provincial, donde se ubica la planta de Salud Mental. - Foto:A.J. GONZALEZ

REDACCION / M.J.R.
21/08/2015

El sindicato CCOO denunció ayer que "7 profesionales de diferentes categorías (facultativos, enfermeros, auxiliares, celadores y personal de seguridad) que trabajan en la Unidad de Salud Mental del Hospital Provincial del Reina Sofía han sufrido agresiones en el último mes por parte de enfermos, todas ellas, a raíz de los cambios introducidos por la dirección de la Unidad de Gestión Clínica sin consultar con los trabajadores del servicio". Sin embargo, la dirección del Reina Sofía calificó de "inciertas" las acusaciones de CCOO.

La secretaria del sindicato provincial de Sanidad de CCOO de Córdoba, Teresa Juanico, explicó que "el 14 de julio, sin previo aviso o consulta con el personal, la dirección de la UGC de Salud Mental decidió ubicar a los pacientes agudos en el ala izquierda de la planta, mientras que los pacientes en tratamiento de control se aglutinaron en el lado derecho". Juanico explicó que "este cambio, que se produce cuando hay la mitad de personal en la planta y parte es nuevo porque sustituye a empleados de vacaciones, acarrea problemas que agravan la situación de un servicio ya de por sí falto de efectivos, como denunciamos en junio a la dirección del Reina Sofía".

"Este cambio de ubicación provoca que el personal que atiende a pacientes agudos, que requieren atención constante por la especificidad de sus patologías en algunos casos, siendo necesaria su inmovilización o la presencia de varias personas para controlarlos, se encuentre desbordado, ya que han de atender todos los ingresos de planta, traslados o situaciones de crisis de los pacientes", añadió CCOO. El Reina Sofía respondió a las críticas que "los responsables de Salud Mental tenían previsto incluir variaciones para mejorar la asistencia, viendo la oportunidad de acometer los cambios cuando la presión asistencial lo permitía (al iniciarse la medida, la unidad registraba una ocupación por debajo del 50%)". El hospital expuso que "el balance del primer mes del cambio refleja que había más pacientes en el ala derecha que la izquierda, pero los segundos requerían más cuidados, por lo que se decidió redistribuir al personal para atender la demanda asistencial".