+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALANCE POR EL DIA NACIONAL CONTRA ESTE TIPO DE ACTUACIONES

Las agresiones físicas a personal sanitario público bajan un 50%

Los atentados verbales también se redujeron un 22% en el pasado año

 

Simulación del botón antipánico en un centro de salud. - Foto:JUAN MANUEL VACAS

M.J. RAYA
21/03/2014

Las agresiones físicas sufridas por trabajadores del sistema sanitario público en Córdoba se redujeron a la mitad en el 2013. Con motivo ayer del día nacional contra las agresiones en este ámbito, la Delegación de Salud de la Junta destacó que si en el 2012 se contabilizaron en Córdoba 23 agresiones físicas a profesionales sanitarios, el pasado año fueron 11, un descenso mucho más acusado que el producido en Andalucía, donde se registraron 214 atentados en el 2012 y 204, en el 2013 (-6,7%). Las agresiones verbales sufridas por personal sanitario el pasado año bajaron a su vez un 22% en Córdoba, ya que hubo 68 atentados, frente a los 87 del 2012. Por su parte, Salud informó que en lo que va de año en Córdoba se han anotado 3 agresiones físicas, de las 22 contabilizadas en la comunidad. La delegada de Salud, María Isabel Baena, condenó cualquier tipo de agresión a los profesionales sanitarios y destacó que "hace 10 años la Junta implantó en Córdoba de forma pionera el plan de prevención y atención de agresiones". El plan incluye atención médica, asistencia jurídica y apoyo psicológico al profesional afectado, así como formación y prevención frente a estos hechos. Salud ha incorporado progresivamente diferentes medidas de seguridad en los centros sanitarios, entre ellas el botón antipánico, pilotado primero en los centros de salud de Huerta de la Reina, Guadalquivir y Occidente y que ahora ya está instalado en todas las consultas de medicina y de enfermería de los centros de salud de la provincia, existiendo 753. Esta herramienta alerta de forma inmediata de las situaciones de riesgo y posibles agresiones que puedan producirse en las consultas. El dispositivo lanza un mensaje de alerta desde el ordenador de la consulta donde se esté produciendo un atentado a un profesional sanitario, de forma que el resto del personal del centro conoce al instante que se está dando una situación de riesgo y puede actuar rápidamente. Además de los 753 botones antipánico, en los centros sanitarios públicos cordobeses existen 335 cámaras de seguridad, vigilantes de seguridad, 407 timbres en las consultas, 345 teléfonos, 90 GPS y 80 timbres en las ambulancias, así como salidas alternativas.