Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

"Matronas", por Maria Rosa Fernández

MARIA ROSA FernándezMARIA ROSA Fernández
27/02/2007

 

Desde hace ya un año y medio, las matronas cordobesas están movilizándose, pero el objetivo no las afecta a ellas solas, va más alla de lo que es una mejora laboral: repercute a la sociedad en general. Córdoba es la única provincia de Andalucía que no dispone de matronas en los centros de salud. Ello acarrea una deficiencia en la atención a la mujer de todas las edades. Y, no es que el personal sanitario que atiende esta especialidad no lo haga lo mejor que pueda, sino que habiendo especialistas, debe de ser atendiendo por las mismas. Es, como si un gran cardiólogo se ocupara de los problemas del aparato digestivo. El colectivo de matronas va de reunión en reunión, de despacho en despacho, y todo son buenas palabras y palmaditas en la espalda, pero de resultado: cero. Esto después de recoger casi trece mil firmas de cordobesas. Porque para que las matronas atiendan a las cordobesas de los problemas ¿femeninos? no hay presupuesto. Pue sí, en la Junta de Andalucía hay presupuesto para "otras cosas", pero para atender a las cordobesas como merecen, no hay ni un euro. La mujer siempre ha sido el sustento de la familia y de la sociedad. En cualquier hogar de Córdoba, ¡ay si enferma la mujer! todo se vuelve caos, y, hay momentos "femeninos" que necesitan una atención especial, por ejemplo: las primeras menstruaciones, la menopausia, y no digamos la maternidad. Una atención personalizada a la mujer, donde sea escuchada y atendida en esos momentos delicados, será beneficio para la salud de la mujer y ello repercutirá en las personas de alrededor. Si fuera un "problema de hombres" seguro que se habrían buscado soluciones, pero es de mujeres, las que siempre aguantamos estoicamente todo.

No desesperemos, que con el nuevo Estatuto, que dicen es el más adelantado en temas de igualdad todo se solucionará... ¿en Córdoba también?

* Escritora

Última hora
Opinión
Editorial

Macron se viste de gran favorito

Por: Diario Córdoba

Miradas

Córdoba, la última

Por: Rafael Mir Jordano

Sin avales

Dieta informativa

Por: Gabriel M. Pérez Alcalá

Campo y ciudad

Quijotesco

Por: Ricardo Rivera Pereira

Tribuna abierta

Etiquetas para lo que queremos oír

Por: María José Plana

Colaboración

Cuando Franco era dios

Por: Luis Mendoza Pantión

Dame fuego

Carta a tú

Por: David Márquez

CARTA ILUSTRADA

Donde no llegan las palabras...

Por: Pilar Redondo (*)

Las noticias más...