+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CAMBIOS EN LA JUNTA DE ANDALUCÍA

Justicia se hará cargo de las políticas de violencia de género

La vicepresidencia recupera las competencias en Memoria Histórica

 

Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz. - JOSÉ MANUEL VIDAL EFE)

EUROPA PRESS / SEVILLA
09/06/2017

La nueva estructura del Gobierno andaluz diseñado por Susana Díaz para la segunda mitad de la legislatura mantiene 13 consejerías y altera el reparto de competencias en cuatro departamentos con la vuelta de las políticas de Memoria Democrática a la Vicepresidencia de la Junta, hasta ahora en manos de Cultura, y de las competencias relativas a violencia de género a Interior y Justicia, actualmente en Igualdad y Políticas Sociales.

Así lo recoge el decreto de la presidenta, Susana Díaz, sobre reestructuración de consejerías que entra en vigor este viernes con su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), y que justifica en la necesidad de "acompasar la actividad de la Administración de la Junta con la ejecución del conjunto de políticas públicas que conforman el programa político del Gobierno, buscando siempre la máxima eficiencia posible en el empleo de recursos públicos para hacer frente a las circunstancias de orden político, económico y social en las que se encuentra inmersa Andalucía en el momento actual".

La nueva distribución de competencias afecta únicamente a cuatro consejerías --Presidencia; Igualdad y Políticas Sociales; Justicia e Interior; y Cultura--, mientras que las nueve restantes permanecen inalteradas respecto al actual gabinete: Economía y Conocimiento; Hacienda y Administración Pública; Educación; Salud; Empleo, Empresa y Comercio; Fomento y Vivienda; Turismo y Deporte; Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural; y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

PRESIDENCIA, ADMINISTRACIÓN LOCAL Y MEMORIA DEMOCRÁTICA, ÚNICO CAMBIO DE NOMBRE
El único departamento que cambia de denominación es la Consejería de Presidencia y Administración Local, que pasa a denominarse Consejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, al sumar a sus actuales competencias las relativas a Memoria Democrática, que ya tuvo la vicepresidencia durante la etapa de Diego Valderas (IULV-CA) y que en el último gabinete pasaron a la Consejería de Cultura.

De este modo, la Vicepresidencia, a la que quedan adscritas las delegaciones del Gobierno de la Junta, mantiene tanto las competencias sobre política local que ya asumió tras la salida del gobierno de Valderas como las relativas a dirección, impulso y gestión de política digital en lo relativo a las nuevas tecnologías aplicadas al portal de Transparencia de la Junta de Andalucía que incorporó en junio de 2015.

El otro cambio en la estructura de consejerías decidido por Susana Díaz ha sido devolver las competencias relativas a violencia de género a Justicia e Interior, que a partir de ahora lidera Rosa Aguilar, tras haberlas cedido a Igualdad y Políticas Sociales hace dos años.

CINCO CARAS NUEVAS
El nuevo Gobierno andaluz que tomará posesión este viernes cuenta con cinco caras nuevas y un cambio de cartera con Rosa Aguilar, que asume Justicia e Interior procedente de Cultura, donde se incorpora el hasta ahora portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Vázquez.

La presidenta de la Junta ha optado por mantener al núcleo duro de su gabinete con Manuel Jiménez Barrios como vicepresidente, Antonio Ramírez de Arellano en Economía y María Jesús Montero en Hacienda, además de la continuidad de María José Sánchez Rubio en Igualdad y Políticas Sociales, Felipe López en Fomento y Vivienda, Francisco Javier Fernández en Turismo y Deporte y José Fiscal en Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Las cinco novedades que incorpora Susana Díaz a su gabinete afectan a carteras clave del Ejecutivo como Educación, con un guiño al movimiento sindical con la entrada de Sonia Gaya Sánchez, actual responsable de Institucional de UGT-A; Empleo, a donde llega Javier Carnero, ex alcalde de Benalmádena (Málaga) y actual consejero delegado de la empresa pública de Turismo Andaluz, y Salud, a la que se incorpora Marina Álvarez Benito, actual gerente del Hospital Reina Sofía de Córdoba, especialista en cáncer de mama y Medalla de Andalucía en 2013.

El resto de incorporaciones al Gobierno andaluz son el parlamentario del PSOE-A por Almería Rodrigo Sánchez Haro --que actuó como portavoz en la comisión de investigación sobre los cursos de formación-- como consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y el sevillano Miguel Ángel Vázquez, hasta ahora portavoz del Gobierno y que ahora se integra de lleno en el gabinete como consejero al frente de Cultura.

Los cinco damnificados por la crisis de gobierno son los hasta ahora responsables de Educación, Adelaida de la Calle, uno de sus principales fichajes hace dos años; Salud, Aquilino Alonso, muy tocado tras las crisis por las fusiones hospitalarias, especialmente en Granada; Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado; Justicia e Interior, Emilio de Llera; y Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz.

Otra novedad de calado es la incorporación del periodista Juan Carlos Blanco como portavoz del Gobierno, que ocupa el hueco dejado por Miguel Ángel Vázquez, que venía ejerciendo esta labor bajo la presidencia de Susana Díaz tras haberla asumido en la última etapa de José Antonio Griñán al frente de la Junta.


 

Temas relacionados