Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRONICA.

Doble éxito cordobés en la Cordillera Blanca

La expedición Andalucía Alpamayo alcanza dos cimas de 6.000 metros.

REDACCION
12/07/2007

 

El pasado fin de semana, en la Cordillera Blanca de los Andes peruanos, se produjeron dos nuevos éxitos para el montañismo cordobés.

Por una parte, la deportista de Pedro Abad Angela Jerez alcanzó la cima del Toqllaraju, de 6.032 metros de altura, convirtiéndose, según la expedición, en "la primera andaluza en subir esta montaña". Para superar los últimos 1.000 metros de desnivel, Angela escaló durante más de nueve horas por la ruta Arista Noroeste, catalogada como difícil.

Por otra parte, Kake Rovira, Ricardo Guerrero y José Baena alcanzaron la cumbre del nevado Alpamayo, de 5.974 metros, a las nueve y 45 minutos de la mañana del pasado domingo. Tras ocho horas de escalada de hielo y nieve con una pendiente media de 60 grados y algunos tramos de 85 grados, los montañeros alcanzaron la cima con la inestimable ayuda de Johnny Rosales. El deportista peruano se convirtió en uno más de la aventura para hacer cordada con Rovira y alcanzar el pico al igual que Guerrero y Baena.

Los componentes de la expedición Andalucía Alpamayo realizaron la ascensión por la ruta Directa Francesa, debido a que la Ferrari, elegida inicialmente, se encontraba impracticable. Esto hizo la ascensión más complicada, al tratarse de una ruta más larga y de mayor dificultad técnica.

La aproximación a la cumbre comenzó el pasado día 4 desde el pueblo de Cashapampa y terminó en la noche del día 7, cuando los expedicionarios realizaron los preparativos para alcanzar la cumbre en el campo uno, a unos 5.300 metros de altura. Después de alcanzar la cima, los cordobeses emprendieron la bajada realizando ocho rápeles y recorriendo en sentido contrario el plató que separa el Alpamayo del Quitaraju. Después de dormir en el campo uno, en la mañana del día 9 bajaron hasta el campo base, para llegar ayer a la ciudad peruana de Huaraz. Allí se encuentran ahora, donde, "cansados, pero felices y satisfechos", deciden qué hacer en los próximos días. Y es que no tienen tiempo para realizar la otra cima prevista, el Huascarán, y están estudiando la posibilidad de escalar otro pico andino.