+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REUNIÓN DEL GRUPO SOCIALISTA DEL PARLAMENTO

Díaz alerta del peligro de situar a Andalucía en la «preautonomía»

Recuerda el valor del referéndum del 28-F frente al «desvarío» del 1-O. La presidenta apela al espíritu del 4-D de 1977 para lograr mayor financiación

 

Susana Díaz y el presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl Heinz Lambertz. - EFE / RAÚL CARO

REDACCIÓN / AGENCIAS cordoba1@elperiodico.es SEVILLA
14/09/2017

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, dejó claro ayer que nadie va a llevar a Andalucía ni a la «preautonomía» ni a las «dos velocidades» y recordó que esta tierra fue la única que ganó su autonomía en un referéndum constitucional celebrado el 28 de febrero de 1980. Así se pronunció Díaz durante su intervención en la reunión del Grupo Socialista del Parlamento andaluz con motivo del inicio del nuevo curso político, en referencia tanto al debate sobre el modelo territorial como al desafío de los independentistas en Cataluña.

La presidenta subrayó que Andalucía estará, «sin titubeos y sin dudas», en la defensa de nuestra Constitución, de nuestro modelo de convivencia y de los valores democráticos que nos unen, como son la libertad, la convivencia y la igualdad, para preservar lo mucho y bueno que se ha hecho en estos 40 años de democracia. Indicó que espera que los andaluces tengan claro, por parte de todas las fuerzas políticas, que en eso no vamos a dar «ni un paso atrás».

Tras agregar que somos herederos de las movilizaciones del 4 de diciembre de 1977 y del 28 de febrero, señaló que nadie va a llevar a Andalucía ni a la «preautonomía» ni a las «dos velocidades», recordando que esta comunidad fue la única que ganó su autonomía en un referéndum constitucional.

EL PROBLEMA CATALÁN / Sobre el asunto de Cataluña, la presidenta indicó que, sin duda, este país está en una situación difícil y complicada, ante lo que su Gobierno estará al lado del Ejecutivo nacional, del Estado, de las leyes y de la justicia, «porque el desafío, el desvarío y el engaño separatista», además de ser un «disparate jurídico a todas luces», es un «engaño político a los ciudadanos».

Ante una situación como está, según recalcó, hay que estar al «lado del Gobierno», de la justicia y del Estado de derecho. La presidenta andaluza manifestó además que es fundamental que también tengan tranquilidad los miles de catalanes con raíces andaluzas, y sepan que el Estado los va a proteger.

Susana Díaz enfatizó que Andalucía «necesita una voz única» para defender sus intereses en la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica.Díaz reclamó este consenso en su intervención y señaló que su petición no se trata «de un acuerdo para el Gobierno, sino de un acuerdo para Andalucía».

La presidenta andaluz enmarcó su llamamiento al consenso con la próxima conmemoración del cuadragésimo aniversario de las masivas movilizaciones del 4 de diciembre de 1997 en demanda de una autonomía con las máximas competencias y en igualdad con las comunidades autónomas históricas. «¡Qué momento mejor para llevar a cabo este acuerdo que en la víspera del 4 de diciembre, de la celebración de los 40 años de que Andalucía sale a la calle a reivindicar su dignidad, su igualdad, lo que era justo, lo que era de los andaluces», exhortó Díaz, quien pidió a la oposición que «haga honor» a esta fecha histórica.

LIQUIDACIÓN DEL 2015 / Díaz explicó a los diputados socialistas que la liquidación de la financiación autonómica de 2015 ha sido una «prórroga» del modelo actual, cuya vigencia acabó en 2014, y denunció que ha supuesto «una broma que nos ha costado 850 millones de euros».

Insistió en que Andalucía «no aguanta» una prórroga más del sistema actual, recordó que en la Conferencia de Presidentes de enero se aprobó que el nuevo modelo estaría definido este año y denunció que este verano «el ministro Montoro se inventó de manera trilera crear una comisión que estudie el informe del comité de expertos, lo que nos llevaría a alargar el proceso».