Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CARTA PASTORAL DE LA DIOCESIS DE CORDOBA.

Asenjo afirma que la familia previene conductas delictivas

El obispo aboga por la educación de los hijos en la moral cristiana."La ley del aborto o la eutanasia son un signo de la deshumanización".

PATRICIA MARTINEZPATRICIA MARTINEZ
24/12/2008

 

El obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, advirtió ayer a los padres, en una carta pastoral con motivo de la celebración el próximo domingo de la fiesta de la Sagrada Familia, de que "no inculcar a sus hijos la moral cristiana lleva a muchos jóvenes a conductas egoístas e incluso delictivas".

Asenjo señaló que aquellas leyes que permiten el aborto o la eutanasia, con una "inmoralidad intrínseca", son uno de los signos más evidentes de la "deshumanización de nuestra sociedad". Además, hizo mención a la familia considerándola como "la escuela del más rico humanismo", un camino que conduce al hombre a una "vida en plenitud" y aquella en la que la persona es amada por sí misma y no por "las utilidades que aporta".

Sin embargo, como consecuencia de la secularización, el obispo cree que "muchos padres han dejado de inculcar la fe a sus hijos" e incluso los llevan a la escuela católica no por los valores cristianos que debe transmitir sino por "la calidad de su enseñanza". Por ello, Asenjo subrayó que no es extraño que abunden entre los adolescentes y jóvenes "conductas insolidarias y egoístas, cuando no delictivas".

Asimismo, apuntó que el Catecismo de la Iglesia católica nos dice que "la fecundidad del amor conyugal no solo se reduce a la procreación de los hijos, sino que debe extenderse a su educación moral y formación espiritual". Por ello, manifestó que los padres deben crear en su hogar una atmósfera que haga posible "la ternura, el perdón, el respeto, la fidelidad, la responsabilidad y la fraternidad", y enseñar a sus hijos a apreciar los valores espirituales por encima de los "intereses materiales". Para esta tarea, según Asenjo, los padres cuentan con "el sacramento del matrimonio".

Última hora

Las noticias más...