+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

contracorriente

Las peñas, con San Rafael

Federico Roca pregona las fiestas patronales de este colectivo, destacando que son «el motor» de Córdoba y subrayando el fuerte arraigo de este santo en la ciudad

 

Emilio Aumente, Nicolás de Bari Millán, Federico Roca y Alfonso Morales, antes de iniciarse el pregón. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

Pilar Cobos Pilar Cobos
23/10/2017

Las peñas cordobesas disfrutaron ayer del pregón de sus fiestas patronales en honor a San Rafael con Federico Roca, expresidente del Real Círculo de la Amistad, como protagonista de un acto en el que destacó la relevancia que estas entidades y el citado santo tienen para la vida de la ciudad. De este modo, Roca entiende que las peñas «son el motor de Córdoba, no solo desde el punto de vista cultural y lúdico, sino también humanitario y social», mientras que San Rafael «es fundamental» y «nuestra cultura religiosa gira bastante» en torno a él, sin olvidar otros elementos como las imágenes o la celebración de la Semana Santa.

El pregón fue ofrecido en el Real Círculo de la Amistad y el presidente de la Federación de Peñas Cordobesas, Alfonso Morales, subrayó la elección «por unanimidad» de Federico Roca como pregonero, explicando que «siente, quiere y ama a las peñas». Además, hizo hincapié en que, durante su etapa al frente de la institución, «ha abierto el Círculo» tanto a la ciudad como a estos colectivos. Acerca de su patrón, el expresidente del Círculo también dijo que el custodio de Córdoba fue nombrado como tal por las peñas en el año 1957, siete años antes, incluso, de que se fundara la federación que las representa.

El evento desarrollado ayer se enmarca en el programa de actividades que estas entidades están realizando desde el pasado mes de septiembre dentro de sus fiestas y contó con distintos momentos como el recital ofrecido por el grupo musical Serenata y la presentación del pregonero, que fue realizada por Antonio López.

Federico Roca describió como «un inmenso honor y una tremenda responsabilidad» el encargo que las peñas le hicieron el pasado mes de agosto. Su discurso contó con una primera parte en la que puso de relieve la historia de San Rafael en Córdoba y la repercusión que ha tenido en la ciudad, preguntándose «¿Cuantos de nosotros, en momentos de máxima debilidad, no hemos acudido a la intercesión del Arcángel? Su imagen la guardamos en nuestras casas en un lugar de honor».

Después de esto, planteó «el trinomio Córdoba, San Rafael, las peñas», precisando que «he hablado de Córdoba y de su hermano el Arcángel, pero ambos también tienen una hermana, que son las peñas». Entre otras ideas, realizó un recorrido por estos colectivos y sus actividades, ensalzó la figura que la mujer tiene en ellos y abordó cuestiones como el reto de lograr el relevo generacional para su pervivencia en el futuro.

El pregonero también recordó diferentes momentos del pasado, como «un artículo en Diario CÓRDOBA de Leonardo Rodríguez, el 9 de octubre de 1994, donde recoge que tanto la Federación de Peñas Cordobesas como las asociaciones de vecinos y la Agrupación de Cofradías recibirían la medalla de oro de la ciudad». En esta línea, poniendo de relieve el valor social que estas entidades tienen, Federico Roca se dirigió a los asistentes para afirmar que «os digo que quiero ser peñista y os ruego que me acojáis en la más humilde de vuestras peñas, pero que se cante y se baile mucho, y que haya un buen ambiente de amistad y afecto».

Su pregón finalizó con un poema sobre San Rafael escrito por él mismo, cuyo texto fue repartido previamente al público para que pudieran seguir la lectura. Además de este, incluyó otros textos de autores como Pilar Sanabria, Ricardo Molina, Antonio Gala y Azorín, que estaban relacionados con Córdoba o con su arcángel custodio.