+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

contracorriente

Los grandes olvidados

Las personas con polio y el síndrome de postpolio piden una atención sanitaria que abarque la rehabilitación y el abordaje de otros problemas de salud añadidos al suyo

 

Manuel Sánchez (vocal); María Dolores Expósito (presidenta de Acopypos) y Josefa García (vicepresidenta de la asociación). - FRANCISCO GONZÁLEZ

María José Raya María José Raya
24/10/2017

Las personas con polio se llaman a sí mismas «los grandes olvidados», porque al padecer una enfermedad de la que ya no se registran casos, gracias a que desde hace años todos los niños que nacen se vacunan contra esta patología, parece que los enfermos que sufren polio o postpolio ya no existen. Pero son reales y además no son pocos. Solo en Córdoba, 1.364 personas, la mayoría de ellas mujeres, padecen polio o el síndrome postpolio, según datos facilitados a la Asociación Cordobesa de Polio, Postpolio y Efectos Tardíos de la Polio (Acopypos) por parte del Centro de Valoración y Orientación de la Discapacidad. Con motivo del Día Mundial de la Lucha Contra la Poliomielitis, que se conmemora hoy, integrantes de este colectivo, que cuenta con 51 socios, instalaron ayer una mesa informativa en el bulevar del Gran Capitán «para demandar que alguna administración nos proporcione un espacio para que los afectados de polio podamos recibir rehabilitación, sobre todo en piscina, ya que es el medio en el que mejor nos podemos desenvolver debido a nuestra afectación», señaló la presidenta de Acopypos, María Dolores Expósito. Actualmente, esta rehabilitación la reciben en la sede de Acodem, a precios más asequibles que en centros privados. La poliomelitis o polio es una enfermedad viral que afecta a la médula espinal, causando debilidad muscular y parálisis en las extremidades y columna. La polio no se puede curar, pero sí prevenir mediante la vacunación infantil, que ha posibilitado que el último caso de esta dolencia registrado en España se remonte a 1989, aunque esta patología dejó miles de afectados entre los nacidos en las décadas de los años 50 y 60.

Expósito señaló que «acabamos de lograr que el hospital Reina Sofía, a través del jefe de Neurología, el doctor Juan José Ochoa, se comprometa a que exista un protocolo para que todos los casos de sospecha de polio y, sobre todo de postpolio, que han permanecido ocultos durante muchos años, sean derivados de forma más ágil desde atención primaria a Neurología del hospital, para que desde la consulta de ámbito neuromotor se nos lleve a cabo a los afectados una revisión anual y se nos derive a su vez a los distintos especialistas que necesitamos, en el área de la rehabilitación, pulmonar, digestivo, ya que la mayoría presentamos problemas de salud, al margen de los que propiamente conlleva la polio». Por su parte, la vicepresidenta de Acopypos, Josefa García, solicitó más ayudas de las administraciones para poder comprar sillas eléctricas (tipo scooter) que proporcionan «más autonomía» y también reivindicó que no sea necesario tener reconocido un 75% de discapacidad para acceder a la ayuda domicilio.

El síndrome postpolio (SPP) ha sido avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad neurodegenerativa rara e incurable. El SPP es la aparición de forma improvisada o gradual de una nueva debilidad persistente y progresiva de los músculos, con pérdida de fuerza, cansancio general, atrofia muscular, dolor muscular y articular. Dicho síndrome se produce en algunas personas tras pasar 15 o 20 años desde el inicio de la enfermedad. El único tratamiento para este síndrome es una rehabilitación neuromuscular individualizada. La Asociación Cordobesa de Polio y Postpolio tiene su sede en el centro cívico Levante. Su teléfono es el 617147513 y su correo electrónico, acopypos@hotmail.com. En solidaridad con estos pacientes el hotel Córdoba Center se iluminará hoy de azul y también Aucorsa incluirá mensajes alusivos a este día mundial.