+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONTRACORRIENTE

«El deporte aporta muchos objetivos positivos a la vida»

 

Este tenista cordobés en silla necesita situarse entre los tres mejores de España y de los 40 del mundo para jugar en Tokyo 2020. - SÁNCHEZ MORENO

MARÍA JOSÉ RAYA
27/10/2017

La Fundación Cajasur presenta hoy Cisco 2020 Massive Rebel, un documental financiado por esta entidad, que aborda la historia de Cisco García, un abogado cordobés de 35 años, aficionado al snowboard y al tenis, que en diciembre del 2015 sufrió un grave accidente practicando snowboard en Austria, el cual le dañó la médula espinal. Cisco se ha marcado como reto participar en las Paralimpiadas de Tokyo 2020, en la modalidad de tenis en silla, y en apenas un año y 4 meses que lleva entrenando y compitiendo ha avanzado muchísimo hacia esa meta. Para el estreno de este documental (19.30 horas, Cajasur Gran Capitán) se han vendido entradas y luego Bodegas Campos servirá un cocktail, a coste reducido, ya que la recaudación será para la asociación Aspaym Córdoba, de lesiones medulares,

-¿Qué cuenta este documental?

-La producción, dirigida por Miguel Garrido y producida por la productora madrileña Sharky, repasa mi vida desde el accidente en Austria, mi paso por el hospital de este país, la rehabilitación en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, viajes que he realizado tras mi lesión y mi reto de acudir a las Paralimpiadas de Tokyo. Miguel me animó a contar mi historia, porque piensa que fue excepcional lo pronto que me adapté a mi nueva situación. Pensó que con mi relato podía ayudar a mucha gente en parecidas circunstancias y a romper el estigma que tiene la sociedad acerca de las personas en silla de ruedas. Hacer el documental ha sido duro porque al final te desnudas en sentido metafórico, ya que salen imágenes de superación, pero también momentos bajos.

-Con este documental crecerá aún más su cifra de seguidores. ¿Cómo explica este apoyo tan masivo?

-No lo sé, pero me siento muy agradecido y lo que más me alegra es poder servir de estímulo para otras personas, pues el otro día supe que un niño de 12 años con espina bífida se ha animado a jugar al tenis también en silla, así como un hombre que lleva más de 12 años con una lesión medular. El deporte aporta muchos objetivos positivos a la vida.

-¿Qué requisito necesita para poder competir en Tokyo en el 2020?

-Situarme entre los 40 mejores tenistas en silla del mundo y el tercero de España en el ránking ITF, por lo que aunque esté entre los 25 mejores a nivel mundial si estoy el cuarto de España no me serviría. Me encuentro muy ilusionado porque la Real Federación Española de Tenis me ha comunicado que estoy entre los 8 mejores de España (el 7), lo que me permitirá jugar el Máster Nacional, que se celebra del 3 al 5 de noviembre en Barcelona. El camino que se me presenta a partir de ahora es el más complicado porque ya será difícil que pueda subir mucho más, pues mis rivales son muy fuertes, se entrenan en centros muy especializados y presentan lesiones más favorables que la mía e incluso algunos pueden caminar. No tengo miedo a no poder clasificarme para Tokyo, porque no me voy a parar ahí.

-¿Cómo compagina el trabajo con esta faceta deportiva tan intensa?

-Sigo ejerciendo como abogado, pero dedico mucho más tiempo a los entrenamientos, competiciones y a la rehabilitación diaria durante 2 o 3 horas para mantener las piernas sanas.

-¿Cómo consigue financiar su actividad deportiva?

-Cuento con el apoyo de varias empresas. Por ejemplo, una nueva silla que tengo para jugar el tenis, que cuesta 8.000 euros, me la ha patrocinado la empresa cordobesa Miratusmultas.com. Pulso, centro de entrenamiento personal, también me está esponsorizando, entre otras firmas.

-¿Qué le diría a esas personas que afrontan de forma menos optimista una lesión medular o un accidente que les impide caminar?

-No soy un superhombre. También tuve miedo de salir a la calle, lo pasé mal las primeras semanas, me cambió mucho el carácter. Pero tienes dos opciones, quedarte en casa o salir. Cuando sales a la calle las primeras veces en silla de ruedas sientes que te miran primero con indulgencia pero luego cuando, por ejemplo, me ven con un maletín noto que me admiran. En mi caso, ha sido muy importante el respaldo de mis amigos, de mi familia, y de mi novia Raquel.