+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

contracorriente

Córdoba con Nicaragua

El cirujano del hospital Reina Sofía José Gómez Barbadillo ha participado en una nueva expedición solidaria de sanitarios para operar a unos 200 pacientes en este país

 

El cirujano cordobés José Gómez Barbadillo, junto a otros profesionales de la expedición sanitaria solidaria y de Nicaragua. - CÓRDOBA

María José Raya María José Raya
11/03/2017

Varios profesionales sanitarios, entre ellos el cirujano cordobés José Gómez Barbadillo, que trabaja en el hospital Reina Sofía, han participado en una nueva expedición de Quesada Solidaria, oenegé jiennense que realiza una labor médica saltruista muy importante en países como Nicaragua. Durante las dos semanas que han estado en el país centroamericano estos profesionales han operado a cerca de 200 pacientes; atendido más de 500 consultas de medicina de familia, otras 200 de cirugía general y vascular y efectuado más de 200 ecografías en la población de San Rafael del Norte (Nicaragua). Esta expedición estaba compuesta, además de por Gómez Barbardillo (que era el coordinador), por dos anestesistas de Galicia, un radiólogo de Bilbao, una cirujana de Granada, un cirujano vascular de Jaén, un médico de familia de Jaén y tres enfermeras de hospitales de Écija, Almería y Jaén. El material sanitario y la medicación necesarios para realizar esta labor quirúrgica asistencial han sido donados por varios hospitales andaluces, entre ellos el Reina Sofía, centros pertenecientes al Servicio Andaluz de Salud, administración que también concede los pertinentes permisos laborales a estos profesionales.

José Gómez Barbadillo explica que «las operaciones más frecuentes que realizamos son el abordaje de varices, vesículas o hernias». Gómez Barbadillo resalta que lo que le motiva participar cada año en esta expedición es «ayudar a personas que sin esta atención no podrían resolver sus problemas de salud» y «a la vez llenarme de la sencillez y la admiración por redescubrir el valor de las pequeñas cosas de la vida». «A nivel profesional, este proyecto me da la posibilidad de desarrollar un tipo de cirugía, la de la insuficiencia venosa crónica y úlceras varicosas, que realicé en mis primeros años como cirujano pero que ya no efectúo en mi trabajo habitual. Me siento útil al poder afrontar problemas clínicos que es España son banales, pero que en Nicaragua son limitantes para el que los sufre y para su familia, ya que si por ejemplo una úlcera copa todo el tobillo a una persona no puede trabajar, en un país que no dispone de subsidios ni de prestaciones. Además, en este campo nos hemos convertido en referentes a nivel del país y los resultados de estos siete años han impactado en la salud pública de la población en general», apunta con orgullo este cirujano. «En el ámbito personal, me doy cuenta de que recibo más de lo que doy al convivir con gente a la que le falta casi todo lo que nosotros consideramos imprescindible. No tiene precio recibir una sonrisa y un agradecimiento», añade.

La oenegé Quesada Solidaria se fundó hace 14 años y ha completado una veintena de proyectos de asistencia sanitaria altruista. Dispone de un centro de salud y un hospital en esta localidad nicaragüense.