+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE / EL RIVAL

El Mallorca regala entradas para llenar su estadio ante el Córdoba

Los bermellones han establecido una promoción de tres localidades por socio para arropar al equipo

 

Varios jugadores del Córdoba y el Mallorca, en el encuentro de la ida de esta temporada, disputado en El Arcángel (archivo). - MIGUEL ÁNGEL SALAS

JOSÉ A. PÉREZ LUNAR
20/04/2017

El RCD Mallorca se encuentra actualmente penúltimo clasificado, con solo 32 puntos y a seis de la zona de salvación. Por ello, el club bermellón ha puesto en marcha una campaña en redes sociales con el hashtag #prohibidorendirse, animando a la afición para que apoye al equipo en el trascendental encuentro que disputará frente al Córdoba el próximo domingo.

Los baleares no ganan en casa desde el 12 de febrero, cuando se impusieron por 2-1 al Rayo Vallecano. Para que el Iberostar Estadio sea una caldera, la directiva ha decidido regalar tres entradas para cada socio, apelando al jugador número 12 como forma de romper la racha y arañar tres puntos vitales ante un rival directo. El Mallorca lleva nueve jornadas consecutivas sin conocer la victoria, con solo tres puntos de los 27 en juego.

El lateral mallorquinista y excordobesista, Edu Campabadal, habló ayer en rueda de prensa y analizó el estado anímico del equipo. «La situación no es fácil», aceptó el tarraconense, que reconoció que el vestuario «no está bien anímicamente», pero apeló al «amor propio» para sacar las fuerzas en momentos en los que «la calidad y la cabeza se resienten». Negó además que el equipo esté ya sentenciado: «No estamos muertos, tenemos muchos partidos en casa contra rivales directos». Y defendió a sus compañeros, que «lo dejan todo en el campo».

Campabadal es autocrítico, al afirmar que «nos ha faltado más determinación y decisión». Y en medio de la campaña iniciada para buscar el apoyo de la hinchada, agradeció el gesto de varios aficionados, que se acercaron en el entrenamiento matinal para mostrarles su apoyo.