Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE / POLÉMICA

Carlos González pide ahora rebajar la exigencia

El expresidente y máximo accionista del Córdoba asegura que "hay que exigir, pero sin linchar"

JOSÉ A. PÉREZ LUNAR
20/04/2017

 

El expresidente del Córdoba y actual máximo accionista del club, Carlos González, realizó anteayer unas polémicas declaraciones a los compañeros de Onda Cero Mallorca. Aseguró que «en circunstancias así es culpable de la mala situación más de una persona», y cargó tintas contra «el ambiente» y lo que ello influye en la marcha de los clubes.

Mandó un recado a los medios cordobeses al asegurarle al entrevistador que «reflexionen usted y mucha gente como usted» que «quien pierde» en una situación deportiva negativa es «la ciudad, el club y la prensa», pidiendo a los medios que arrimen el hombro.

Aseguró el máximo accionista del Córdoba que «el más interesado en el buen devenir del club es su propietario», y que jamás las malas decisiones se hacen «adrede». Se animó conforme avanzaba la entrevista, hasta lanzar una información en exclusiva: «Si al final de temporada nos salvamos, te daré una primicia. Ahora no puedo, pero al final de temporada lo haré».

Cuestionado si se refería a una posible venta de sus acciones, sentenció: «Marcharme ya me he marchado». Para González, el poder de decisión de un presidente es limitado. Y cree que el jugador debe tener un buen ambiente para competir: «Si tienen un ambiente crispado, juegan atenazados».