FANTASÍAS Y ALGO DE PICAR

Premio para el Ateneo

Antonio Perea

Me cuenta Antonio Varo Baena, presidente del Ateneo de Córdoba, que la Federación de Ateneos de Andalucía ha concedido el Premio Ateneo y Sociedad por la actividad 30 años de entrega de la Fiambrera de Plata. Este premio será entregado durante el acto del VIII Encuentro de Ateneos de Andalucía, que tendrá lugar en el Teatro Góngora el próximo día 30 bajo el lema 30 años de Ateneísmo Andaluz.

La Fiambrera de Plata es una distinción creada por el Ateneo de Córdoba en 1987 para reconocer la labor de personas y colectivos en las letras, las artes y las ciencias, la defensa de los derechos humanos y otras nobles causas. Carece de dotación económica y su nombre homenajea en el recuerdo al colectivo infantil de teatro La Fiambrera, grupo de niñas y niños con edades entre 7 y 12 años, cuyos padres optaron por el teatro de aficionados como actividad lúdica y formativa para sus críos como forma de combatir la marginación social de su entorno. En aquellos días, marzo de 1984, se crea también en el Guadalquivir el colectivo juvenil Acracia, grupo de jóvenes entre 15 y 20 años que se entregan, con el apoyo de cordobeses nobles y altruistas como el periodista Ignacio Cid, a la tarea de reivindicar el uso de terrenos baldíos para la construcción de pistas deportivas en su propio barrio. Con la unión de los colectivos La Fiambrera y Acracia surge en abril de 1984 el Ateneo Casablanca, nombre que fue improvisado porque a todos les parecía pretencioso poner el nombre de Córdoba a un humilde proyecto cultural. Un año después, el 10 de abril de 1985, en reunión celebrada en la cafetería Tendillas 3, se constituye formalmente el Aula Juan Bernier de Poesía del Ateneo Casablanca con prestigiosos poetas como el propio Juan Bernier, Rafael Arjona, Manuel de César, Lola Salinas, Juana Castro, Carlos Clementson, Carlos Rivera, Francisco Carrasco, Francisco Gálvez, José Luis Amaro.

El Casablanca desarrolla, hasta 1989, algunas de las actividades que continuará el Ateneo de Córdoba más tarde, aunque sin socios, ni ingresos por cuotas y sin más subvenciones que las facilitadas por la Diputación Provincial. En 1988, el colectivo Acracia es expulsado del Consejo Local de la Juventud y se disuelve. Los infantiles de La Fiambrera acuerdan en Montilla el 14 de septiembre, tras la que sería su última actuación teatral, entre lágrimas de sus últimos siete componentes, la disolución del Colectivo.

Enterados los socios de honor del Ateneo Casablanca de la difícil situación de la entidad se inicia en 1989, año en que fallece el poeta Juan Bernier, un movimiento solidario que culmina el 2 de febrero de 1990 con la celebración de un acto solemne presidido por Matías Camacho Llóriz en el Palacio de la Merced. Allí se levanta acta de la creación del Ateneo de Córdoba, integrado por 170 mujeres y hombres de buena voluntad.

Outbrain