Desarrollo tecnológico

Mazda, futuro sostenible

La marca japonesa se compromete a recortar de forma sustancial las emisiones de CO2 con una oferta de motores de combustión nueva

El Mazda CX-5 utiliza tecnología Skyactiv.
CÓRDOBA

por r. lópez s. CANSINOS

Zoom-Zoom Sostenible 2030, la visión a largo plazo del desarrollo tecnológico que define el modo en que Mazda empleará el placer de conducción, es el activo más importante de sus vehículos para contribuir a resolver problemas que afectan a las personas, al planeta y a la sociedad. Según esta visión, Mazda se compromete a recortar de forma muy sustancial las emisiones de CO2, reduciéndolas en condiciones reales, con una oferta de motores de combustión y tecnologías de electrificación que tenga en cuenta la situación y el mix energético en cada región. En concreto, el objetivo de la marca japonesa es reducir para 2030 el promedio global de emisiones de CO2 de la extracción al consumo (que cubre también la extracción del combustible, la fabricación y el transporte) de Mazda en un 50% con respecto a los niveles de 2010, y alcanzar una disminución del 90% en 2050. Mazda motor Corporation también expondrá dos nuevos conceptos en el Salón del Automóvil de Tokio 2017: uno anticipa lo que serán los productos de la próxima generación mientras que el otro apunta la dirección en la que se moverán los futuros diseños de la marca y que se inició con el Mazda CX-5 en 2012. Entre sus novedades tecnológicas, Mazda también exhibirá el motor de gasolina Skyactiv-X, el primer motor de gasolina que utiliza encendido por compresión, siendo el resultado un comportamiento dinámico extraordinariamente más refinado, que se presentará de la mano de un atractivo exterior. Estas tecnologías darán forma a una nueva generación.

Outbrain