Turismo

Viaje en tirolina desde Huelva a Portugal

El trayecto se recorre en 50 segundos y puede realizarlo cualquier persona mayor de 14 años que pese entre 25 y 110 kilos Solo hay que dejarse llevar para disfrutar de las maravillosas vistas del lugar y ¡volar!

La tirolina Es transnacional y recorre 720 metros de distancia, cruzando el río Guadiana.
Foto:

L. M.

La tirolina transfronteriza es, sin duda, una de las actividades más novedosas que se pueden realizar actualmente en la provincia de Huelva. Desde finales de febrero, todo aquel que quiera, y se atreva, puede disfrutar de la tirolina que conecta la localidad onubense de Sanlúcar de Guadiana con la de Alcoutim, en Portugal, en un viaje de 720 metros de distancia que cruza el río Guadina y que apenas tarda 50 segundos en completarse.

Este proyecto, que viene de la mano de Límite Zero, ha necesitado cuatro años para echar a andar y una inversión de 250.000 euros. Los únicos requisitos para poder hacer este viaje a Portugal en tirolina son ser mayor de 14 años, tener un peso de entre 25 y 110 kilos e ir con muchas ganas. Tiene un precio de 15 euros por persona. El paseo empieza en Sanlúcar de Guadiana, en la playa fluvial, donde está instalada la caseta. Una vez allí, y con los arneses ya puestos, un 4x4 traslada hasta la plataforma de salida de la tirolina, junto al castillo de la localidad. Desde allí arriba se puede disfrutar de maravillosas vistas y se divisan las dos localidades que une la tirolina. En la plataforma de salida se ofrece una pequeña explicación y, una vez que el arnés está enganchado a la polea que va sobre el cable,... ¡A volar!

Ya en el otro lado de la frontera, en Alcoutim, un paseo espera al participante en la aventura antes de regresar en barco, un recorrido incluido en el tícket de la tirolina. En tan solo unos minutos, de nuevo en Sanlúcar de Guadiana.

Una vez en la provincia de Huelva, otro rincón que merece la pena visitar es el Muelle de las Carabelas, situado en La Rábida, perteneciente a Palos de la Frontera, y que el pasado 15 de marzo cumplió 20 años desde su apertura. Con motivo de la celebración del V Centenario del descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492 fueron construidas dos réplicas de cada una de las tres naves colombinas. Para su construcción se usaron exactamente los mismos materiales que se utilizaron en las naves del siglo XV y se reprodujeron las técnicas de construcción de los barcos de la época. El proyecto se llevó a cabo entre los años 1989 y 1990 y, una vez terminadas, han participado en diferentes eventos, como la Exposición Universal de Sevilla.

 

Mercado medieval

 

En el Muelle de las Carabelas también encontramos el barrio y el mercado medieval, que representa el Puerto de Palos en aquella época, desde donde salieron las carabelas el 3 de agosto de 1492. Al otro lado de las carabelas se haya La Isla del Encuentro, que representa la llegada de Colón a las indias, concretamente a la Isla de Guanahaní.

En el interior del edificio se puede completar la visita en la sala de exposiciones Siglo XV , donde se puede descubrir la génesis del viaje colombino al contemplar herramientas, instrumentos, documentos, cartas, atuendos o avituallamientos que acompañaron a Colón en su histórico viaje a las desconocidas Américas. Para completar el recorrido, se puede disfrutar también de una proyección audiovisual de 25 minutos de duración que embarca en una expedición imaginaria hacia otra época.

Outbrain