POSTURA DE PSOE E IU TRAS EL DOCUMENTO EMITIDO POR SALUD

La innovación de Cosmos, en 'stand by' dos años después de su inicio

En unos días dirá si sigue con los trámites o si los para y comienza una revisión global del PGOU. El Ayuntamiento aparca la modificación y pide a la Junta otro informe tras el que decidirá qué hacer

Emilio Aumente y Pedro García, ayer, en la sala de prensa del Ayuntamiento.
RAFA MELLADO
Isabel Leña

La innovación del PGOU que comenzó Urbanismo hace más de dos años con el fin de dejar a Cosmos fuera de ordenación queda aparcada hasta que el Ayuntamiento decida qué hacer con ella, si seguir adelante hasta su aprobación total o darle carpetazo de forma definitiva. Todo dependerá de la respuesta que dé la Junta a la consulta que el Ayuntamiento le va a realizar. El teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente (PSOE), y el presidente de Urbanismo, Pedro García (IU), comparecieron ayer juntos para explicar la decisión que ha tomado el equipo de gobierno sobre esta polémica innovación que persigue dejar claro que las industrias de cuarta categoría, dentro de las que se englobarían las que valoricen residuos, deben estar fuera del núcleo urbano, en concreto en la Campiña. Con ello, «la actual innovación se paralizaría porque no tiene sentido si desde el 2001 está recogida» en el PGOU (en palabras de Aumente) o «se pondrá en stand by hasta que nos contesten» (señala García).

PSOE e IU, que a lo largo de la tramitación de la innovación han puesto de manifiesto sus discrepancias en torno a la misma, dan este paso tras el informe emitido por Salud, que no le ve mucho sentido, ya que recuerda que el PGOU ya recoge que las industrias de cuarta categoría, en la que entraría Cosmos, deben estar alejadas de las áreas urbanas. «A raíz de ese informe» -afirma García- «vamos a hacer otra consulta a la Junta para ver si seguir adelante con la innovación iniciada o hacer una modificación total» del PGOU. El Ayuntamiento dirigirá la consulta a Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, consejería que tiene las competencias urbanísticas, para ver si opina «igual» que Salud y para que exista «coherencia», señala.

Por su parte, Emilio Aumente reconoce las dudas que surgen a raíz del informe de Salud «cuando dice que se va a hacer una innovación ya recogida en el plan». «Nos hemos encontrado con más temas que no son de Salud, sino urbanísticos», a los que considera que debe responder Medio Ambiente para clarificar los pasos a dar. A esto se une que entre el 2001 y el 2018 se han producido modificaciones normativas a nivel europeo en relación a las calificaciones industriales, que, según Aumente, «preocupan» al equipo de gobierno, y que precisan esa revisión general de la ordenación urbanística, ya que «se podría dar la paradoja de que desde el año 2001 hay determinadas industrias que ya no podrían estar dentro del núcleo urbano», lo que «requeriría una negociación con ellas» para que se vayan a la Campiña. El gobierno local no concretó ayer qué industrias se verán afectadas.

Otro de los argumentos utilizados por Aumente para justificar la revisión global del PGOU es la necesidad de «clasificar suelo en la Campiña», en concreto en el entorno del complejo ambiental de Sadeco, para que se instalen allí las industrias de cuarta categoría, donde «habría más garantías para la salud». Todo ello sin contar con otros proyectos que, a su juicio, necesitan un replanteamiento que podría encajar en esa modificación total, como el tramo de ronda Norte de la Junta, que ve necesario pero inviable tal y como está planteado.

Ninguno de los dos concejales se atrevió a concretar el tiempo que tardará Medio Ambiente en responder a la consulta ni el que necesitaría una revisión del PGOU. Aumente espera que la contestación de la Junta esté en quince días o en un mes, mientras que calcula que una modificación profunda del planeamiento se puede llevar entre año y medio y dos. En cualquier caso, si el Ayuntamiento descarta seguir con la innovación y opta por la revisión de PGOU, el desenlace sobre Cosmos tardará en llegar.

En cuanto a la situación en la que queda la cementera en este compás de espera, Aumente afirma que permanece «como está» e insiste en que la innovación no solo afecta a la misma. No obstante, indica que hay que esperar el nuevo informe e insiste en que «habrá que negociar con la empresa» su «salida» de la zona en la que está «en un número de años no porque valorice o no», sino porque «no puede quedarse encerrada en un núcleo urbano». Aumente no aclara qué pasará si Cosmos pide licencia para valorizar (la suspensión de un año terminó, por lo que puede ocurrir en cualquier momento) e insiste en que primero hay que ver el informe que se va a solicitar a Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Cosmos defiende seguir donde está

Outbrain