El desafío soberanista 3 Las consecuencias del 1-O 888

División en el PDECat sobre cómo declarar la independencia catalana

Hasta 30 dirigentes tomaron la palabra en la reunión de la dirección convergente. Sectores del partido piden que se vincule la DUI a una mediación

Reunión de la Mesa del ‘Parlament’ para fijar fecha para el pleno de la DUI.

FIDEL MASREAL

La reunión del pasado lunes del comité nacional del PDECat --que reúne a unos 80 miembros entre dirección, alcaldes, consejeros y grupos parlamentarios junto al presidente Carles Puigdemont y el expresidente Artur Mas-- fue una auténtica lluvia de opiniones sobre la situación política actual respecto a una cuestión clave: la declaración unilateral de independencia de Cataluña (DUI) a la luz de los resultados del referéndum del 1-O y la disposición del jefe de la Generalitat a aplicar lo que contempla de ley del referéndum.

Fuentes del PDECat aseguran que hubo casi una treintena de intervenciones de los cuadros y dirigentes del partido para expresar su punto de vista. Y de las opiniones se derivaron dos posiciones: una favorable a la declaración sin paliativos en base a lo que prevé la ley del referéndum; y otra que reclamaba que la DUI se vincule a un proceso de mediación y, en el plazo de unos meses, la celebración de unas elecciones constituyentes que sirvan para ratificar declaración de independencia. Esta segunda opinión pasaría por repetir la coalición Junts pel Sí pero concurriendo a los comicios con un solo punto en el programa: la declaración unilateral de independencia si se obtiene la victoria.

La decisión final quedará en manos de Puigdemont, quien no expuso una conclusión definitiva. En cualquier caso, el debate perfiló el escenario de una DUI vinculada a unas futuras elecciones, rechazando la posibilidad de una declaración de independencia pura. De esta manera, el PDECat también marcaría distancias respecto de la posición de la CUP, que exige declarar la independencia ya y sin ninguna otra consideración.

Según las fuentes consultadas, los partidarios de una DUI sin más son minoría. Pero por otra parte, destacados dirigentes del partido están convencidos de que no hay marcha atrás tras las cargas policiales de la Guardia Civil y la Policía Nacional durante el referéndum del pasado domingo. Admiten que la idea de proclamar la independencia puede provocar vértigo, es decir, que abre un sinfín de interrogantes (gestión de los impuestos, aduanas, pensiones, cuestiones relativas a la Defensa, entre muchas otras) pero se muestran convencidos de que si ya se ha logrado llegar hasta la situación actual y celebrar un referéndum, ahora no se puede desandar el camino recorrido. Sostienen que en el partido son mayoría quienes apoyan estas tesis y que cuando se habla de vincular la DUI a un proceso mediador, se plantea una negociación sobre los pasos que hay que seguir para el Estado propio.

Outbrain