El desafío soberanista 3 Las reacciones

Derecho, del lado de la ley

El decanato de la facultad convoca una protesta en la puerta del centro a la que se adhirieron unos 300 alumnos para condenar la actitud de los promotores del referéndum en Cataluña

Un momento de la concentración celebrada ayer en la Facultad de Derecho.
SÁNCHEZ MORENO
Araceli R. Arjona

El decanato de la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba decidió ayer hacer pública su indignación ante los hechos que se están sucediendo en Cataluña y convocó una concentración a las puertas del centro a la que se sumaron profesores de esta y otras facultades y varios centenares de alumnos. Durante el acto, el decano de la facultad, Luis Miranda, leyó un manifiesto aprobado por el equipo decanal en el que recordó los valores que sustentan el ordenamiento jurídico español, mostrando su condena a la actitud «de quienes desde hace ya demasiado tiempo vienen cuestionando y subvirtiendo la legalidad democrática vigente en nuestro país, lo que ha culminado con la celebración de un simulacro de referéndum en Cataluña, en un ambiente de franca violencia promovido por los dirigentes de esa comunidad y tolerado por las fuerzas de seguridad bajo su control».

Evitando mostrarse «tibios o equidistantes», el manifiesto señala como únicos responsables de lo ocurrido «y de lo que pueda ocurrir en los próximos días» a los «miembros del Gobierno autonómico catalán, con el apoyo de buena parte de los parlamentarios autonómicos de la región e importantes sectores de la ciudadanía». Asimismo, desde el equipo decanal de Derecho manifestaron su «pesar y perplejidad por las reacciones de instancias y organismos internacionales que han denunciado la supuesta violencia de las fuerzas de seguridad y no han dicho una sola palabra contra la no escasa violencia de los promotores de estos hechos y su descarada manipulación». Tras mostrar «un sentimiento de profunda tristeza», Miranda recordó que «las leyes están para cumplirlas» y que «si no satisfacen» se pueden modificar «pero a través de los cauces establecidos».

Entre los alumnos concentrados, futuros abogados en su mayoría, junto la petición de que se restablezca el orden constitucional, se oyó la denuncia a la violencia en cualquiera de sus formas y el convencimiento de que la cuestión «se ha ido de las manos» y que es necesario buscar formas pacíficas «cuanto antes» para resolver este conflicto sin que vaya a más.

Outbrain