EL APUNTE

Cabañuelas

Francisco Expósito

Los cabañuelistas se encuentran ahora recogiendo los datos para hacer sus estimaciones del próximo año. Huyo de predicciones costumbristas, pero muchas veces suelo mirar lo que dicen. Para el 2017 se anunciaba un año seco y menos calor en verano. Acierto al 50%. Menos mal que no se cumplió lo que decían para Semana Santa. Las cabañuelas, como el refranero, son recurrentes en tiempos de calor y sequía como el actual. Hay refranes para todo. Miren este: «Septiembre, o seca las fuentes, o se lleva los puentes». Confiemos en que el agua llegue el próximo mes, sin causar daños, porque, como dice un amigo, las gotas son monedas para Córdoba. Aquí sí lloverá a gusto de la mayoría.

Outbrain