EL DESAFÍO SOBERANISTA / LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS

El Banco Sabadell deja Cataluña y CaixaBank lo decide hoy

El Gobierno prevé aprobar un decreto para facilitar el traslado exprés de ciudad. La amenaza de la secesión fuerza a las entidades a mover sus sedes sociales

El Banco Sabadell acordó ayer trasladar su sede social de Cataluña.
ALBERT BERTRÁN

OLGA GRAU

La inminente declaración unilateral de independencia de Cataluña ha hecho saltar por los aires al sector financiero catalán. Ayer jueves, el consejo de administración del Banco Sabadell, fundado en el 1881 para financiar a la boyante industria textil catalana, decidió formalmente el traslado de su histórica sede social de Sabadell a Alicante. El consejo de administración de CaixaBank, el banco cotizado que heredó el negocio financiero de La Caixa, se reúne hoy en Barcelona con la misma orden del día: decidir si traslada su sede social, en su caso de la capital catalana a Palma de Mallorca, ante la inestabilidad generada por la amenaza de secesión de Cataluña.

Ambos bancos han sido víctimas en los últimos días de fuertes caídas en la bolsa ante el castigo que le han propinado los inversores por la posibilidad de que queden fuera del cobijo del Banco Central Europeo (BCE) en caso de secesión. Entre el lunes y el martes, el Sabadell se dejó en bolsa un 9,91% y CaixaBank, un 7,71%. A las turbulencias financieras se añadió el hecho de que los trabajadores de las sucursales hayan tenido que hacer frente en los últimos días a un flujo constante de clientes preguntando cómo puede afectar a sus ahorros una declaración unilateral de independencia, según denunció el secretario general de CCOO de CaixaBank, Ricard Ruiz, el martes. Tras conocerse los planes de trasladar sus respectivas sedes, el Sabadell cerró ayer con un alza del 6,16% y CaixaBank subió más del 5%.

SEDE DE LA CAM / El Sabadell ha elegido Alicante por ser esta localidad la sede de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), la caja quebrada que compró por un euro en junio del 2012 en plena crisis financiera. Desde que el Sabadell se hizo con la caja de ahorros, que el entonces gobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez calificó de «lo peor de lo peor» por la elevada morosidad, el Sabadell ha ganado una importante cuota de mercado en la comunidad valenciana, donde ha trasladado también la sede de su inmobiliaria Solvia.

El presidente la comunidad valenciana Ximo Puig se mostró ayer satisfecho de que en las actuales circunstancias complicadas el Sabadell apueste por Alicante, mientras que el presidente de la Cámara de Alicante, Juan Riera, dio la bienvenida al Sabadell: «Nos pone en el mapa financiero». Se da la paradoja que la Comunidad Valenciana perdió todo su poder financiero durante la crisis y este pasó en buena parte a manos de entidades catalanas. El Sabadell rescató la CAM, mientras que CaixaBank se quedó con el Banco de Valencia. Por su parte, Bancaja se fusionó con Caja Madrid, Canarias, Laietana, Ávila, Segovia y Rioja para alumbrar la fallida Bankia que tuvo que ser rescatada por el Estado.

Ahora se da la circunstancia contraria, las dos únicas entidades catalanas que quedaban tras la crisis financiera, en la que desaparecieron ocho cajas de ahorros (Caixa Sabadell, Terrassa, Tarragona, Catalunya, Manlleu, Girona, Penedès, Laietana), mueven su sede fuera de Cataluña. Si bien es cierto que estas entidades mantendrán su equipo directivo y operaciones en Cataluña, la decisión es un revés para el proceso de crear un Estado propio. El vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, relativizó la marcha de la banca de Cataluña y se limitó a decir que «en una economía abierta y global, cualquier empresa trabaja con bancos de todo el mundo».

LA MANO DE MADRID / El traslado exprés de sedes de empresas es posible gracias a un cambio normativo realizado por el Gobierno en el 2015. El Gobierno aprovechó la tramitación del proyecto de ley de medidas urgentes en materia concursal para introducir una leve pero muy importante modificación en la Ley de Sociedades de Capital con el objetivo de que las empresas cambien su sede social de un día para otro y sin necesidad de que la decisión sea aprobada por la junta general de accionistas. Hasta entonces, las empresas que querían cambiar su sede social debían convocar una junta de accionistas para aprobar la medida, excepto si se trasladaban a una dirección en el mismo municipio. Este cambio es el que ha permitido ahora al Sabadell aprobar el traslado de sede sin pasar la decisión por su junta general de accionistas. El banco vallesano había adaptado sus estatutos al cambio normativo.

Pero para facilitar más las cosas, el Consejo de Ministros prevé aprobar hoy un real decreto para facilitar el cambio rápido de residencia de una compañía, de modo que esta se pueda hacer por decisión del consejo de administración, sin tener que pasar por el trámite de una junta de accionistas, aunque los estatutos de la sociedad digan lo contrario, según avanzó Reuters. Esta medida podría facilitar el cambio de domicilio social exprés de CaixaBank, que al contrario del Sabadell, no había adaptado sus estatutos al cambio normativo del 2015 y necesita aprobar la decisión en una junta general de accionistas.

Catalana Occidente se sumó ayer a la corriente de las entidades que barajan trasladar su sede social fuera de Cataluña. Aunque aún no ha tomado ninguna decisión al respecto, fuentes del grupo asegurador afirmaron que la entidad se mantiene «atenta» y tomará las decisiones «a medida que se vayan desarrollando los acontecimientos».

Outbrain