ANDALUCÍA

Aguilar defiende las medidas del orden constitucional

La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, dijo ayer estar «absolutamente de acuerdo» con la postura expresada por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en cuanto a la necesidad de «que cualquier medida que se adopte debe estar dentro del marco de la legalidad y de la Constitución». Aguilar hizo estas manifestaciones antes de participar en el «almuerzo judicial» celebrado en el restaurante Bandolero de Córdoba junto al presidente del TSJA, Lorenzo del Río, y los vocales del CGPJ Francisco Gerardo Martínez Tristán y Pilar Sepúlveda de la Torre.

En Sevilla, la presidenta andaluza, Susana Díaz, manifestó ayer que ha «echado en falta» que «muchos» no tengan «sensibilidad y palabras de reconocimiento» hacia las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que están siendo «vilipendiados y atacados» en Cataluña. «Me sumo al reconocimiento, apoyo y cariño a esos trabajadores públicos, muchos de ellos andaluces, que están en la defensa del Estado de derecho y la convivencia», dijo en la sesión parlamentaria de control al Gobierno.

En relación al papel de la justicia, el vocal del Consejo General del Poder Judicial, Francisco Gerardo Martínez Tristán, dijo en Córdoba que «nadie nos ha colocado de escudos de nada, actuamos porque nos corresponde actuar y lo hacemos, solo los acontecimientos nos han colocado en esta situación; otra cosa es que pensamos que nosotros solos por mucho poder que tengamos no podemos resolver todo el problema. No somos el escudo ni tampoco la única solución».

En relación al desafío soberanista, Martínez Tristán destacó en declaraciones a este periódico que el Rey abrió en su discurso «una puerta a la solución al conflicto: que los poderes públicos reestablezcan la legalidad, con todo lo que eso significa». En cuanto a las personas que hoy están citadas a declarar ante la Audiencia Nacional por sedición (Trapero y los representantes de Òmnium y la ANC), Martínez Tristán considera que «si no acuden no queda otra que ordenar su detención, como si fuera cualquier otra persona».

Outbrain