TEMPORAL MARÍTIMO

Dos personas mueren arrastradas por una ola en un pueblo de Guipúzcoa

Ambos se encontraban caminando cerca de la escollera de la localidad de Deba, en la que impactó el agua, y aunque un testigo se lanzó al rescate, no pudo lograrlo

Hay riesgo por olas de hasta siete metros de altura en todo el litoral cantábrico.
ELISEO TRIGO (EFE)

EFE / MADRID

El fuerte temporal marítimo que azota hoy el litoral norte peninsular, que está en su totalidad en alerta naranja por olas que podrían alcanzar los siete metros de altura, se ha cobrado este miércoles la vida de dos personas que han sido arrastradas al mar por una ola en la localidad guipuzcoana de Deba.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, el suceso se ha registrado a las 16.45 horas en la zona del espigón de la localidad costera, cuando una ola que ha impactado contra la escollera ha arrastrado a dos peatones que se encontraban en el lugar y los ha arrojado al mar.

Un testigo que ha presenciado los hechos se ha lanzado al agua para intentar socorrer a las víctimas, a las que no ha podido salvar pero sí salir a tierra sin resultar herido.

Dotaciones de la Ertzaintza, Salvamento Marítimo y los bomberos se han desplazado al lugar y han logrado rescatar sus cuerpos, pero no a tiempo de salvar sus vidas.

Ante el peligro de unas olas de esta magnitud, el Ayuntamiento de Getxo ha decidido cerrar el acceso peatonal y el paso de vehículos en el paseo que discurre junto a la playa de Ereaga hasta el Puerto Viejo.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha pedido extremar las precauciones en todo el litoral norte, haciendo especial hincapié en Galicia y Asturias donde se espera el peor oleaje.

La mar combinada producirá olas de entre 5 y 7 metros en toda la costa cantábrica, advierte Protección Civil, que recomienda a los ciudadanos que procuren alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan verse afectados por las elevadas mareas y oleajes.

Además, recomienda no estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje, ya que el mar presentará condiciones extraordinarias que podrían arrastrar los coches.

Outbrain