El Pozoblanco arranca fuerte en la Liga con dos triunfos y un empate

Se ha reforzado con 13 fichajes en total con el objetivo del ascenso de categoría

EMILIO GÓMEZ

Buen comienzo del CD Pozoblanco en el actual ejercicio liguero en División de Honor. Dos victorias, ante el Estrella de San Agustín y San Roque, y un empate, el pasado domingo frente al Ciudad Jardín, es el balance del equipo en las tres primeras jornadas ligueras.

Aunque no se quiera decir, el objetivo no es otro que el ascenso de categoría. Primero porque es de sobra conocido que al Pozoblanco le pertenece la Tercera División por historia y prestigio. Además es la cuarta temporada sin jugar en categoría nacional. Segundo, porque se ha reforzado mucho el equipo con trece jugadores, seis de ellos foráneos. No se recuerda una plantilla tan amplia en la historia del club, con 25 fichas completas.

Falta la ficha que parece que se va a hacer en breve. Se trata de un jugador norteamericano, Miguel David Rodríguez ‘Lapman’, al que Emilio José García Sosa conoce muy bien. Jugó en el Don Benito que entrenó Emilio José y en la última temporada en el Patrimonio Almadén. Otro centrocampista más. En los últimos diez días llegaron dos (Nono y Pedro Jesús Arévalo). Sosa quiere reforzar el mediocampo pues ahí es donde vio que había más carencias. Evidentemente, los que están notando la amplitud de plantilla son los jugadores jóvenes de la localidad, quienes no están gozando apenas de minutos.

No sería la primera vez que el Pozoblanco contara con la presencia de un jugador norteamericano e sus filas. En el 2006 fichó a Peter Lovwe. Se trataba de un delantero centro de gran estatura (1,88 m). Era un jugador estadounidense con pasaporte italiano y duró poco en el club pues nadie hizo vida del jugador en su estancia aquí. Un buen día se fue sin decir adiós después de liarla en un entrenamiento.

Por otro lado, este domingo el Pozoblanco recibe al Atlético Algabeño. El partido será a las doce del mediodía. En principio se quería jugar en viernes o en sábado, aunque el equipo blanquiceleste no ha querido jugar esos días. De la mano de Diego Tristán, el conjunto de la Vega del Guadalquivir intentará hacer una gran campaña. Es un equipo recién ascendido que tiene en sus filas a grandes jugadores. Uno de ellos el central Luismi, con el que Zaraueta se peleará este domingo. Central alto, rápido y muy seguro. El equipo está dirigido por un exinternacional, Diego Tristán quien ganó el pichichi con el Deportivo de La Coruña.

Outbrain