Ante la conmemoración del 8-M

Una fecha para alzar la voz

Toda la ciudadanía debe implicarse y reivindicar los derechos de más de la mitad de la población

Antonio Ruiz Cruz

Conmemoramos, un año más, el Día Internacional de las Mujeres, una fecha para alzar la voz, para reivindicar desde todas las administraciones, y con lo que debe ser la implicación de la ciudadanía en general, los derechos de más de la mitad de la población mundial. Unos derechos que han sido negados y silenciados a lo largo de la historia, y lo que es más lamentable, siguen siendo negados y silenciados.

Si bien es cierto que desde todos los ámbitos y sectores que componen nuestra sociedad, se debe reivindicar todos los días, también lo es que el 8 de marzo debe de hacerse con mayor intensidad y más en este 2018 , que con el mensaje «si ellas paran, se para el mundo» tendrá lugar la primera huelga feminista. Una huelga que no se limita al ámbito laboral, sino al paro de cuidados, del trabajo doméstico, del soporte emocional... Su objetivo es visibilizar todo esa labor realizada y olvidada, que mantiene los pilares de nuestra economía sin que la mayoría de las veces nos demos cuenta.

Desde Diputación, durante todo el año, centramos nuestros esfuerzos en la consecución de una igualdad de género real y efectiva, trabajando por la concienciación y sensibilización, de todos los sectores, sobre la dimensión de este problema.

Trabajamos diariamente poniendo el foco en la prevención, que, a su vez, pasa inexcusablemente por la información, la formación y la educación. Esta es una de nuestras máximas prioridades, y así lo ponemos de manifiesto con el trabajo que realiza la Delegación de Igualdad. Desde ella, potenciamos nuestros programas formativos con becas que posibilitan la integración al empleo y hemos duplicado la cuantía destinada a los incentivos para la contratación de mujeres en riesgo de exclusión social; porque tenemos el convencimiento de que para poder alcanzar la igualdad, las mujeres deben disponer, necesariamente, de autonomía e independencia económica.

Somos conscientes de la doble discriminación que la población femenina sufre en el medio rural, donde resulta aún más difícil si cabe, acceder al mercado laboral y por ello, la institución provincial se preocupa de manera especial de favorecer la empleabilidad y capacitación de las cordobesas que viven en pequeños núcleos de población.

Nuestro trabajo incide, especialmente también, en la población más joven. Son una pieza clave para la erradicación de la violencia machista, siendo importante que eliminen de su conducta comportamientos que reproduzcan roles y estereotipos que mantengan la desigualdad de género. Para ello, la Diputación de Córdoba, trabaja de manera directa con institutos y colegios para que nuestra juventud interiorice conceptos como buenos tratos, igualdad, corresponsabilidad y conciliación, entre otros. Educando, así, para la interiorización de conocimientos, valores, actitudes y competencias que eviten la permanencia de la desigualdad existente entre mujeres y hombres.

El 8 de marzo debe servir también para recordar los avances alcanzados en esta carrera de fondo de la igualdad, avances que nos dan un mensaje de optimismo y esperanza, pero que en ningún momento deben hacernos ver que lo hemos conseguido, tenemos que seguir vislumbrando los logros a alcanzar a medio y largo plazo, asegurando que desde la institución que presido, vamos a seguir trabajando para mejorar la situación de las mujeres de la provincia en todos los ámbitos de su vida.

Por este motivo, animo a la ciudadanía en general a participar en las distintas actividades programadas en todos los municipios, a las que se suma como cada año, la Diputación de Córdoba. Actividades como la del día de ayer, en la que entregamos los Premios Córdoba en Igualdad en sus diferentes modalidades, reconociendo a personas, colectivos y/o iniciativas que en distintos ámbitos han trabajado por la Igualdad de género, o como la lectura del manifiesto consensuado por las ocho diputaciones andaluzas para la conmemoración de esta fecha.

Desde esta Institución tenemos muy claro que hay que avanzar en la Igualdad entre mujeres y hombres de un modo transversal, ya que es una cuestión estructural y que atañe a todas y cada unas de las iniciativas que realizamos. Por este motivo, quiero hacer una llamada a toda la ciudadanía de nuestra provincia para que se sume también a esta movilización, ya que de este modo podremos conseguir que el eco de nuestras voces lleve el mensaje más lejos.

* Presidente de la Diputación de Córdoba

Outbrain