El Montijazz se traslada del Garnelo hasta los lagares

Manuel Carmona y Conchi Espejo, junto a varios de los artistas participantes en la última edición del Montijazz.
JOSÉ ANTONIO AGUILAR

IRENE TÉLLEZ MONTILLA

El Festival de Jazz de Montilla (Montijazz) celebró a finales de septiembre una nueva edición marcada por un cambio en los escenarios que dieron cobijo a las actuaciones. Lejos del Teatro Garnelo, escenario habitual para su celebración, los sonidos de saxofones, trompetas y voces melodiosas se trasladaron hasta la Sierra de Montilla y el casco urbano de la ciudad para ofrecer dos noches de música en el Lagar Los Raigones y en Alvear.

«Montijazz se renueva para maridarse con el vino y ensalzar todo lo que sea posible la música del jazz en directo vinculada con este producto característico de Montilla, lo que además abre la puerta a nuevos escenarios», destacó la teniente de alcalde del Área Sociocultura, Conchi Espejo, durante la presentación del festival en la Casa del Inca.

De esta forma, el Lagar los Raigones acogió la actuación del grupo montillano Jazz-Fans y de Rafa M. Guillén, acompañado de su sexteto y con la participación de Manuel Luque como invitado. Por su parte, el sábado fue el turno de De Cerca, formado por Javier Colina y Josemi Carmona, en el patio de Bodegas Alvear.

Outbrain