El Centro de Atención Temprana retoma su actividad con nuevos profesionales

El Pleno de la Corporación da luz verde a la «gestión mixta» del servicio durante los próximos cinco años

El Centro de Atención Infantil Temprana se ubica en las antiguas instalaciones del Parvulario de El Castillo.
JOSÉ ANTONIO AGUILAR

IRENE TÉLLEZ MONTILLA

El Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) ha recuperado ya su actividad habitual después de que el pasado 15 de septiembre finalizara el convenio con la Junta de Andalucía para la gestión de este servicio que, a partir de ahora, será dirigido por el Ayuntamiento de Montilla tras asumir la delegación de esta competencia. Para ello, el Consistorio ha adjudicado a la empresa Monsecor la prestación de la atención fisioterapéutica, pedagogía terapéutica y logopedia hasta la salida a licitación de estos servicios.

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, y el teniente de alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, mantuvieron una reunión con los padres de los usuarios del centro para dar a conocer la nueva situación de los profesionales del CAIT una vez que la gestión se encuentra en manos del Ayuntamiento y se ha iniciado el expediente de licitación de parte de los servicios, como se aprobó en el pleno del mes de agosto.

«Hay que transmitir tranquilidad a los padres sobre este tema tan sensible», señaló el primer edil tras la «alerta» generada por la concejala del Grupo Municipal Popular, Ana Belén Feria, que denunció una «merma» de los servicios del CAIT. En ese sentido, el primer edil reclamó «unidad de todos los grupos» ante un una cuestión «de la que no se debe hacer política» por tratarse de un tema «fundamental y sustancial».

En este sentido, el teniente de alcalde de Bienestar Social explicó que, desde que el pasado 15 de septiembre finalizara el convenio para la prestación de este servicio con la Junta, el Ayuntamiento ha trabajado en una solución que permitiese mantener a los mismos profesionales del centro hasta la licitación de los servicios.

«El objetivo era hacer los menos cambios posibles de profesionales por el bien de los niños, por eso se propuso a los padres la contratación de estos profesionales hasta finales de año. Sin embargo, un informe negativo del jefe de Recursos Humanos del Ayuntamiento y de Intervención, con un reparo de suspensión, nos ha obligado a plantearnos esta medida», reconoció Lucena. De esta forma, en los últimos días se ha trabajado en un contrato menor del que ha resultado adjudicataria la firma Monsecor.

Outbrain