El Ayuntamiento no subirá el agua ni bajará el IBI de cara al próximo año

Se aprueba una bonificación en el impuesto sobre construcciones y obras, con lo que se pretende la creación de nuevos empleos

Fachada del edificio del Ayuntamiento de Lucena, en la Plaza Nueva.
J.A.F.

JUAN A. FERNÁNDEZ LUCENA

El Pleno del Ayuntamiento aprobó las ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio. Al inicio de la sesión, el portavoz de IU, Miguel Villa, solicitó la reprobación del concejal adscrito, Vicente Dalda, por «utilizar su puesto de concejal y el logotipo del Ayuntamiento de Lucena para ofrecer en estos momentos la oportunidad a empresas catalanas de deslocalizar sus instalaciones para venirse a Lucena». Esta medida fue apoyada por PSOE y PP. Se aprobó con el apoyo de IU la propuesta de reducción del canon que abona la empresa municipal Aguas de Lucena al Ayuntamiento de 180.091 euros, se acordó la reducción en 130.000 euros de la misma, para evitar una subida de la tarifa del agua, la cual se mantendrá igual que está para el ejercicio 2018. En este mismo Pleno se abordó la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora del IBI, la cual se aprobó con el apoyo de IU, que no bajará para mantener el equilibrio con respecto al déficit de la empresa de aguas.

Como novedad de las Ordenanzas Fiscales, se ha creado la tasa por el servicio de abastecimiento de aguas del río Genil con fines agrarios, con la que se pretende evitar un vacío existente sobre el precio a pagar por los agricultores que hacen uso de este servicio para el riego de sus explotaciones agrícolas.

Otra de las novedades es la nueva bonificación en el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), a la que se podrán acoger los promotores de obras en edificios destinados a actividades económicas donde crear nuevos empleos sea un objetivo a conseguir.

Outbrain