El Ayuntamiento decide finalmente que no habrá subida del precio del agua

Los dos concejales de l grupo municipal de Izquierda Unida habían anunciado su oposición a la propuesta formulada inicialmente

Un momento de la reunión de la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Lucena.
J.A.F

JUAN A. FERNÁNDEZ LUCENA

L a Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Lucena mantuvo una reunión extraordinaria para abordar los acuerdos planteados en la reunión del Consejo de Administración de la empresa Aguas de Lucena, donde los representantes de los distintos grupos políticos municipales acordaron congelar el precio del agua y no aplicar la subida de la tarifa del agua. Dicha subida había sido anunciada por parte de Izquierda Unida, así como la supresión de la rebaja del 1% del IBI previsto para aplicarlos en el Presupuesto del próximo año. Respecto a cómo tapar la deuda de la empresa Aguas de Lucena, cifrada en 240.000 euros, para este año y otra cantidad similar para el 2018, se acordaba aprobar la propuesta de Izquierda Unida de rebajar en 50.000 euros suprimir el canon municipal de 181.094 euros que la empresa paga al Ayuntamiento y el resto de las pérdidas se suplirá con ingresos provenientes de la no rebaja del IBI. Las pérdidas de la empresa Aguas de Lucena se deben a la sequía y a las necesidades planteadas por la compra de mayor volumen de agua al consorcio que suministra el agua del pantano de Iznájar y a la reducción en el caudal de la concesión de agua que Lucena tiene del manantial de Zambra. Tampoco se retirarán las bonificaciones a las familias numerosas. Esta medidas abordadas desde la urgencia se toman tras el anuncio del IU el pasado lunes a través de su portavoz, Miguel Villa, sobre las propuesta inicial del gobierno municipal de rebaja del 2% en el IBI de urbana para los nuevos Presupuestos, que «IU votó a favor en la última Comisión de Hacienda, pero que tras la presentación al Consejo Económico y Social, se apostó por disminuir el IBI sólo un 1%». Para Miguel Villa «la reducción del 1% era insignificante, ya que con el 2% previsto inicialmente se podría aliviar la carga fiscal municipal de los ciudadanos y la diferencia de recaudación y se podría dedicar a Servicios Sociales o a tapar el déficit por el recorte de la Junta de su aportación.

Outbrain