Apoyo turbio a #MeToo

3 El actor Javier Bardem secunda con ‘peros’ el movimiento feminista

Javier Bardem, junto a Penélope Cruz y Pedro Almodóvar, en la gala de los César.
REUTERS \ BENOIT TESSIER
Redacción

El actor Javier Bardem califica de «muy positivos» los movimientos feministas como #MeToo, aunque insiste en la necesidad de garantizar la «presunción de inocencia » y evitar «linchamientos mediáticos». «A los hombres de los que me rodeo les veo muy inspirados, muy contentos y motivados y apoyando este movimiento [#MeToo]. A los que no les interesa, muy asustados porque se está poniendo luz y taquígrafos en todos estos asuntos», explica el actor, que se encuentra de promoción de la película Loving Pablo, en una entrevista en Los Desayunos de TVE.

En opinión del intérprete español es «bueno» que salgan los nombres de personas que han cometido abusos sexuales, pero que «salgan con pruebas eficientes de que esa acusación tiene fundamento, para que se tomen medidas al respecto». Por ello, entiende que «hay que apoyar» movimientos feministas, pero teniendo cuidado «con los juicios mediáticos y populares, porque lo que hay que hacer es denunciarlo en los tribunales y evitar linchamientos mediáticos, porque la gente tiene derecho a defender su inocencia».

El actor, que acudió el pasado viernes al acto de entrega de los premios César del cine francés –en el que su mujer, Penélope Cruz, ha recibido el galardón honorífico–, lució en esta gala un lazo blanco para sumarse a la corriente de protesta contra el acoso sexual en la industria del espectáculo, secundada por la Academia francesa de los César. Tanto Bardem como Penélope Cruz han mantenido estrechas relaciones laborales con dos de los hombres más señalados del momento en los casos de abusos sexuales en Hollywood. Por ejemplo, ambos actores protagonizan Vicky, Cristina, Barcelona –la madrileña ha obtenido un Oscar a la mejor actriz secundaria por su interpretación de María Elena en esa cinta–, una película dirigida por Woody Allen y producida por Harvey Weinstein.

LA OPINIÓN DE PE / Cuando se destapó el caso de Weinstein, a finales del año pasado, la actriz emitió un comunicado en el que aseguraba: «Obviamente, yo no conocía esa parte de él. Hemos trabajado juntos en diferentes películas e incluso, aunque él ha sido respetuoso conmigo y personalmente nunca he sido testigo de este tipo de actitudes, necesito expresar mi apoyo a las mujeres que han tenido esas horribles experiencias», aseguraba en el citado comunicado.

Sin embargo, cuando la actriz fue preguntada, hace apenas un mes, en la gala de los premios Goya por el director de la cinta, Woody Allen, su respuesta fue bastante diferente, ya que afirmó: «No voy a hablar aquí de ese tema». Por su parte, su marido, Javier Bardem, pidió también entonces «respetar la presunción de inocencia».

Outbrain