TEATRO / A ESCENA

Hay que deshacer la casa

El teatro aficionado reflexiona sobre la familia y la violencia machista

UNA ESCENA DE LA OBRA ‘HAY QUE DESHACER LA CASA’, UNA PROPUESTA DE SQUIZO TEATRO.

JUAN ANTONIO DÍAZ

Continúa en Avanti la XII Muestra de Teatro Aficionado, que hoy, a las 21.00 horas, propone la puesta en escena de Hay que deshacer la casa, a cargo de los cordobeses Squizo Teatro, mientras que mañana, también a las 21.00 horas, será La Tarima del Alto Guadiato de Peñarroya-Pueblonuevo quien represente Defensa de Dama. Hay que deshacer la casa es una obra original de Sebastián Junyent, interpretada por Gema Serrano y María José Lucena bajo la dirección de Rafael López. Dos hermanas, Ana y Laura, viven separadas por la distancia y los enfrentamientos. Ana vive en París, y tras la muerte de sus padres regresa a Guadalajara, donde se encuentra con su hermana para repartir la herencia familiar. Un reencuentro en el que ambas se enfrentan a las emociones que supone el lazo familiar, que ni el tiempo ni el espacio han conseguido borrar. Deben decidir qué hacer con las pertenencias de sus padres, y ello llevará a todo tipo de lapsos de tiempo desde cómicos hasta dramáticos, una herencia emocional en la que se encontrarán con todos los momentos o períodos que parecían perdidos: fantasmas, casa, familia, pasado, polvo, tan entrañables como asfixiantes.

Por su parte, Defensa de dama es la puesta en escena que presenta La Tarima del Alto Guadiato. Original de Isabel Carmona y Joaquín Hinojosa, está interpretada por Sonya Rodríguez, Pepe Parra y Jesús M. Cabanillas, bajo la dirección de Mª Ángeles Pozuelo. En esta obra se presenta una reflexión acerca de que, si ya por sí misma la violencia es rechazable e indignante, la que sufre la mujer, la esposa o la compañera alcanza las más altas cotas de vileza por lo que representa de saña impune contra el más débil.

María es una mujer sometida, vejada, humillada y degradada durante toda su vida, y tiene que convivir, muy a su pesar, con sus maltratadores, padre y esposo. ¿Cuánto tiempo más podrá soportarlo? ¿Encontrará una salida? ¿Sobrevivirá? María está forzada, porque a ello le obliga el entorno social y la mentalidad que imponen la reglas del juego.

CÓRDOBA

TEATRO AVANTI

VIERNES 2 Y SÁBADO 3

21.00 HORAS

Outbrain