MÚSICA / A ESCENA

Emily, el musical

El proyecto de un grupo de cincuenta profesionales y aficionados de las artes escénicas se hace realidad con su estreno este fin de semana

Una imagen del ensayo general de 'Emily, el musical', que se estrena mañana en Lucena.
CÓRDOBA

JUAN ANTONIO DÍAZ

Córdoba / Auditorio de Lucena / Sábado 4 (21.30 horas) y Domingo 5 (17.30 horas)

En el Auditorio Municipal de Lucena, el próximo día 4 de noviembre, a las 21.30 horas, y el domingo día 5, a las 17.30, se estrenará el montaje para toda la familia Emily, el musical. La obra es una adaptación libre del cuento anónimo ruso judío El anillo. Serán más de cincuenta profesionales y aficionados de las artes escénicas, entre bailarines, actores y cantantes, los que se subirán al escenario bajo la atenta dirección de Jonathan Vázquez para disfrutar con este estreno.

Para llevar a buen puerto esta gran nave, Vázquez ha contado con la ayuda del compositor cordobés José Carlos Mohedano, que ha creado la música de este montaje; de Fran Cubero y Álvaro Agredano, encargados de la dirección de actores; y con el diseño de las coreografías a cargo de la bailarina y coreógrafa Yumi Ruíz. Emily, la eterna prometida, donde se basa este montaje, está ambientada en la época victoriana, en una sociedad exacerbada de moralismos y disciplina, con rígidos prejuicios. Estos valores victorianos se podrían clasificar de puritanos, destacando en la época los valores del ahorro, el afán de trabajo, la extrema importancia de la moral, los deberes de la fe y el descanso dominical como los de mayor importancia. Los varones dominaban la escena tanto en los espacios públicos como en la privacidad, mientras que las mujeres se debían a los lugares privados, con un estatus de sometimiento y del cuidado de los hijos y el hogar.

En este caldo de cultivo y en un triste y gris pueblecito del siglo XIX se desarrolla la historia de esta obra. La trama se centra en la historia de dos tímidos jóvenes -Víctor y Victoria-, que están a punto de casarse por conveniencia de las familias, ya que su matrimonio había sido concertado por sus respectivos padres desde su infancia sin siquiera conocerse ni haberse visto nunca. Ello no es óbice para que, por jugadas del destino, sea suficiente un solo encuentro entre ambos para que los novios se enamoren perdidamente el uno del otro y decidan terminar en el altar lo más pronto posible.

Pero el destino juega con dos barajas y hace entrar en escena a Emily, una novia cadáver con la que Víctor se encuentra al perderse en un bosque, y con la que el joven se compromete en matrimonio. Este error hace que la boda sea interrumpida. Víctor viaja al mundo de los muertos para casarse con esta, pero no tarda mucho en darse cuenta de que verdaderamente de quien está enamorado es de Victoria, y se dispone a luchar para volver a los brazos de su amada. Mientras, ambas novias (Victoria y Emily), lucharán y harán lo necesario para casarse con Víctor, el hombre de su vida… o de su muerte.

Una obra muy dinámica que llega a su estreno después de haber sido necesario mucho tiempo de preparación, ya que no todos los integrantes de Drama Cats se dedican al mundo de la escena, por lo que los ensayos se han tenido que limitar, en muchas ocasiones, a los fines de semana. Pero todo esfuerzo tiene su recompensa, y desde que se iniciara el proyecto con la escritura del guión y la creación de los personajes, las piezas se ido ensamblando. Desde un compositor de Córdoba, la coreógrafa y bailarina, la dirección de actores y el día a día de los ensayos, el proyecto cobra un cuerpo firme que puede ofrecer como colofón este fin de semana el fruto de esta dedicación, ilusión y esfuerzo.

Outbrain