VER, O脥R Y CONTAR

Cierre agridulce en el mercado

La empresa organizadora afirma que se han registrado 150.000 visitantes y han descendido tanto el p煤blico como la venta Las fuertes rachas de viento obligan a retirar un puesto y la decoraci贸n

Ni帽os juegan con un ajedrez gigante en el Mercado Medieval.
S脕NCHEZ MORENO
Pilar Cobos

«El domingo suele ser el mejor día de venta, pero el tiempo no ha acompañado», afirmó ayer Pablo Llorente, representante de Rivendel Mercados Temáticos, que es la empresa organizadora de la 17ª edición del Mercado Medieval de Córdoba, celebrado durante este fin de semana.

Este responsable estimó que el evento ha recibido en torno a 150.000 personas y tanto la afluencia de público como la venta han descendido respecto al año pasado, aunque «la gente tiene ganas de volver el año que viene». En cuanto a las causas de este resultado, aludió a la crisis y a la cuesta de enero, y también explicó que «el viento ha fastidiado un montón», y ayer provocó que se tuviese que retirar la decoración, así como que se levantase un puesto que sufrió daños. Por otro lado, destacó que han funcionado bien el cambio de ubicación del escenario y la instalación de un campamento musulmán en Miraflores. El Mercado Medieval ha ofrecido 150 puestos de venta, talleres, cetrería y actividades infantiles, entre otras iniciativas. Pablo Llorente comentó que con su traslado al entorno de La Calahorra «se gana en accesibilidad, pero baja la venta».

De su parte, la concejala de Promoción de la Ciudad del Ayutamiento de Córdoba, Carmen González, comentó que el evento «ha sido todo un éxito de participación», aunque matizó que parte de la programación no se ha podido desarrollar a causa de las fuertes rachas de viento. González avanzó que el año que viene «volveremos a tener esta cita y veremos qué cambios se hacen».

Outbrain