TERRORISMO ISLAMISTA

Prision para Yusuf Galán, el yihadista español ya condenado por el 11S

Por pertenencia, adoctrinamiento y enaltecimiento terrorista

Trasladan al yihadista detenido en Madrid tras el registro en su vivienda. El presunto islamista ha salido de la casa con la cabeza cubierta
ATLAS

REDACCIÓN / BARCELONA

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha mandado a prisión por pertenencia, adoctrinamiento y enaltecimiento terrorista al español reconvertido al islam Yusuf Galán, un "histórico yihadista" condenado por los atentados de Nueva York del 11 de septiembre de 2001 y que estuvo en prisión en España hasta 2011.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 le ha tomado declaración, tras ser detenido por la Policía Nacional este miércoles en Madrid, por su posible adscripción al Daesh tras su paso por prisión. 

Reincidente
El investigado ya fue detenido en noviembre de 2001, a instancia del exjuez Baltasar Garzón en la denominada 'operación Dátil' contra la red de Al Qaeda en España. Yusuf Galán, alias de Luis José Galán González, de 52 años, fue condenado a nueve años y medio por delitos de pertenencia o integración en organización terrorista y tenencia ilícita de armas.

En el juicio contra la red española de Al Qaeda, celebrado en 2005, se dio por sentado que Galán viajó a Indonesia para recibir entrenamiento militar poco después de que Abu Dahdah, considerado el hombre de Al Qaeda en España, hubiera estado allí. La sentencia sostiene que realizó tareas de propaganda y proselitismo al servicio de los combatientes muyahidines.

En 2006, el Tribunal Supremo consideró que no había pruebas suficientes de que Abu Dahdah conspiró desde España para atentar contra los Torres Gemelas en 2001, desbaratando la conexión con el 11S establecida por la Audiencia Nacional del grupo en el que también se integraba Yusuf Galán.

Un cibersoldado 
Tras quedar en libertad en 2011, la Policía mantuvo el seguimiento sobre Galán, acreditando durante este tiempo que continuaba el adoctrinamiento intelectual para la captación de terroristas a los que adiestraba en técnicas operativas de combate. Entre otras pruebas, se han hallado vídeos en los que el investigado aparecía manejando armas blancas con gran destreza, acompañados de mensajes altamente explícitos dirigidos a la comisión de acciones terroristas.

Los investigadores consideran que Galán había adoptado la posición de "cibersoldado", en esta ocasión para Daesh, con el fin de consolidar y potenciar su estrategia a través de la yihad virtual.

En junio de 2011, el único español juzgado por los atentados del 11-S aseguró que estaba "comprometido con la justicia y la paz". Tras salir de prisión y fijar su residencia en Murcia, concedió una entrevista al medio 'Islam en Murcia' en la que se refería al atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, "un punto de inflexión, un atentado tremendo, indiscriminado".

Outbrain