EL OCASO DE UN CLAN

La polícía halla en el salón de los Pujol el testamento del abuelo Florenci

Es el primer documento intervenido por la Udef durante el registro en el domicilio del matrimonio -- Los Pujol atribuyen a una herencia el dinero que despositaron en Andorra


JULIO CARBÓ

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía que se ocuparon el pasado 26 de abril de realizar el registro en el domicilio del matrimonio Pujol-Ferrusola se encontraron en la primera habitación a la que accedieron, el salón utilizado como sala de estar, con el testamento otorgado por Florenci Pujol, padre del expresidente de la Generalitat, en marzo de 1967.

La familia sostiene que el dinero depositado en Andorra procede de la herencia que el abuelo dejó a la familia para cubrir sus necesidades ante la incertidumbre que podía acarrear la carrera política de Jordi Pujol, una versión que el juez instructor del 'caso Pujol', José de la Mata, califica en sus autos de "mero relato", porque, entre otras razones, según la comisión rogatoria remitida por Andorra, allí dijeron que el dinero procedía de una herencia familiar, pero de Marta Ferrusola y ninguno de los miembros del clan familiar dice contar con algún documento que pruebe la existencia del legado.


Los agentes llegaron al domicilio del matrimonio en la Ronda General Mitre de Barcelona a las ocho de la mañana, aunque el registro en sí no comenzó hasta las 9.40 horas. Se dio por concluido a las 15.07. Les abrió la puerta la propia Marta Ferrusola, y poco después se personaron uno de sus abogados, Albert Carrillo, y dos de sus hijos, primero Pere y luego Josep, para asistir a la diligencia. El expresidente se marchó a su despacho profesional en la calle Calabria para presenciar el registro que se iba a realizar allí, y su esposa autorizó a su hija Marta a estar presente en la inspección de su domicilio de Queralbs.

Del primer elemento del que deja constancia el acta de los registros practicados en la vivienda habitual del matrimonio en Barcelona es el testamento de Florenci Pujol, que la familia guardaba en la sala de estar junto al de Maria Soley, madre de Jordi Pujol, y el que hizo su hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola. Estaban junto a escrituras, como un poder de Banca Catalana y otra de constitución de Fiduciaria Barcino, de los años 1967 y 1965, respectivamente.

DE "VALOR SENTIMENTAL"
El registro continúa por las habitaciones. En la caja fuerte había varios documentos que Pere y Josep Pujol decidieron fotografiar al considerarlos de "valor sentimental". Según el acta, al que ha tenido acceso este periódico, había algunas cartas manuscritas, una de Jordi Pujol a Marta Ferrusola y otra de Joaquín Pujol, pero la mayoría de los documentos eran libretas bancarias, una carta del banco suizo Lombard Odier y otra de un pago a Hacienda. También estaba la citación de la familia ante el juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona, que fue el que investigó el dinero hallado en Andorra antes de remitir las actuaciones a la Audiencia Nacional.

En el dormitorio y en el despacho los agentes intervinieron tres agendas, un disco duro, varios pendrives y algunas cartas, así como la intervención que realizó Jordi Pujol en el Parlament en el Parlament el 26 de septiembre de 2014.

Según uno de los últimos informes aportados por la Udefla familia Pujol atesoraba unos 70 millones de euros en distintas divisas en las cuentas que, desde al menos 1990, gestionaba bajo "un plan preconcebido y ordenado" para ocultar sus fondos en Andorra. El "beneficio económico no justificado" obtenido por el expresidente de la Generalitat en la cuenta cuya titularidad se le atribuye ascendió a 2,84 millones de euros, mientras que el de su esposa, Marta Ferrusola, ascendió a 683.139.

Outbrain