PROBLEMA EN LAS ÁREAS

Puerta abierta ante un miope

El Córdoba encaja un gol cada 42 minutos, mientras que el Alcorcón marca uno cada 157

Kieszek, entre Josema y Javi Galán, tras encajar un gol en Granada.
Ignacio Luque

Si no hubiera las implicaciones, incluso sentimentales, que acarrea cada encuentro del Córdoba, el partido del próximo domingo tendrá varias curiosidades. Sobre algunas de ellas, muchos aficionados cruzarán los dedos para que no se cumplan, mientras que en otras mirarán a los cielos para que ocurran.


Una de esas curiosidades es qué es lo que brillará más sobre el terreno del juego de El Arcángel: la defensa del Córdoba o el ataque de su rival, una Agrupación Deportiva Alcorcón que pasa por ser uno de los equipos más romos del fútbol profesional. No es algo nuevo para los alfareros, ya que la pasada temporada la terminaron con el segundo guarismo más bajo de la categoría, con sólo 32 goles, uno más que el Reus. Por lo tanto, el equipo de Julio Velázquez mantiene el ritmo goleador de la 2016/17, lo cual obliga a los amarillos a ser muy contundentes en defensa. Lo consiguieron en las cinco primeras jornadas de Liga de las siete que se han disputado. De hecho, en esas cinco jornadas habían anotado tan sólo tres goles, aunque los habían rentabilizado al máximo, sumando los nueve puntos que reflejan hoy la tabla clasificatoria. Inició la Liga el Alcorcón con sendos empates a cero: en casa ante el Sporting y en el Ramón de Carranza, ante el Cádiz. Posteriormente, se impuso por la mínima al Albacete, dio un golpe al Zaragoza en La Romareda, al ganar por 0-1, y empató en casa a un gol con el Barcelona B, en el que fue el primer gol encajado de la temporada. Ese tanto pareció ser la cabeza de puente para la debacle que ha vivido el conjunto del sur de Madrid en las dos últimas jornadas, en las que ha encajado una sonora goleada en Tenerife (4-0) y ha cosechado su primera derrota en el Santo Domingo, ante el Granada de Oltra (1-2). Un partido muy extraño para este Alcorcón, que encajó el primer tanto tras un error en un despeje de su portero, Casto, mientras que el segundo llegó a balón parado. A pesar de ello, un empate no hubiera sido un resultado extraño, pero anotar más de un gol, para este Alcorcón, se antoja una misión imposible. Situado entre los 10 anotadores más bajos entre los 122 equipos que configuran las tres primreas categorías nacionales, el conjunto alfarero marca un gol cada 157 minutos. Es decir, necesita de un partido y tres cuartos de otro para ver la portería contraria, por lo que la defensa blanquiverde tiene, el domingo, la experiencia opuesta a un test de estrés.


Porque enfrente, el Alcorcón tendrá a un Córdoba que tiene los peores números defensivos de Segunda División y también está entre los 10 más goleados en las tres primeras categorías del fútbol español. Sólo le supera en Primera la Real Sociedad, el Eibar, el Málaga y el Deportivo, mientras que en Segunda B sólo es superado por el Deportivo Aragón, que ha encajado 17. Gimnástica Segoviana, Valladolid B, Peña Sport y el Lorca Deportiva han encajado los mismos goles que el conjunto cordobesista: 15 en los 630 minutos de competición disputados. Esas cifras dejan al de Carrión como un equipo que encaja un gol cada 42 minutos de juego. Los blanquiverdes sólo han dejado a cero al Albacete (que ha anotado los mismos goles que el Alcorcón) y al Tenerife, encajaron sendas goleadas en Barcelona y en Valladolid, mientras que en Granada (3-1) la rozaron.


Por lo tanto, el duelo del próximo domingo en El Arcángel será todo un reto para ambos equipos para cambiar su tendencia en las áreas, en la propia y en la del adversario. El Alcorcón llegará con la idea de recuperar su solidez defensiva y dejar atrás su ya endémica miopía atacante, mientras que la aspiración del Córdoba debe pasar por volver a dejar la portería a cero, lo que le garantizaría un punto, aunque el objetivo para evitar ruido de sables no sea otro que el del triunfo. 

Outbrain