CITA DECISIVA EN CHESTE

La misión imposible de Dovizioso

El piloto de Ducati debe ganar en Valencia y esperar que Márquez no acabe entre los 11 primeros para ser campeón

Andrea Dovizioso, eufórico tras su triunfo en Malasia el pasado 29 de octubre.
/ EFE

"Hay tantos motivos de interés y alegría en el último Gran Premio de Valencia, que, como poco, debemos ser optimistas y mostrar nuestra felicidad por la estupenda temporada que estamos haciendo", explicó, el pasado lunes, el piloto italiano Andrea Dovizioso en la Gala Ducati del World Premier 2018, que se celebró en el teatro Linear Ciak, de Milán. "Hemos ganado ya seis carreras, las mismas que Marc (Márquez), cosa que era inimaginable, al menos para mí, al inicio del Mundial. Hemos logrado llevar un durísimo campeonato hasta la última carrera y, por tanto, debemos sentirnos muy orgullosos de ello. Esto es deporte, esto son carreras, esto son motos y, en las carreras de motos, puede ocurrir todo. Pero, eso sí, no podemos engañarnos: recuperarle en una carrera 21 puntos a Marc parece una empresa casi imposible".

 Pese a su discurso realista, 'Dovi' no pudo por menos que reconocer que «mai dire mai», es decir, nunca digas que eso no puede o va a pasar. Algo parecido dice el tricampeón mallorquín de MotoGP, Jorge Lorenzo (Ducati): "Marc tiene ya tres títulos, así que me gustaría que 'Dovi', que está haciendo la temporada de su vida, pueda redondearla con una corona grande. Por supuesto ha de pasar algo excepcional, pero esto son motos y Marc se ha caído este año 25 veces, solo dos en carrera, se le ha roto hasta un motor (en Inglaterra) y, quien sabe, igual lo pueden tirar en una maniobra inesperada de alguien. No le deseo mal a nadie, pero quiero que 'Dovi' gane este título".

Lo cierto es que tanto Dovizioso como Lorenzo saben que "Cheste es uno de los peores trazados para nuestra moto". 'Dovi' ha participado en 15 grandes premios en Valencia y nunca ha ganado, sumando solo dos podios: en el 2004, año que ganó el título de 125cc con Honda, siendo segundo y, en el 2011, acabando tercero. "Pero este año -reconoce el italiano-, todo es diferente y me ha ido muy bien en circuitos en los que jamás pensé que haría una buena carrera, así que espero romper la racha también en Cheste".

Por el contrario, Márquez es la tercera vez que se juega el título en Valencia. "Recuerdo mi primer título de MotoGP (2013), el año que debuté en la categoría, que debía acabar entre los cuatro primeros para ser campeón y lo conseguí al ser tercero detrás de Jorge (Lorenzo) y Dani (Pedrosa). Este año tengo aún más margen y mucha más experiencia", explica el líder de Honda, a quien, con sus extraordinarios resultados, ya le ha dado el título de constructores.

Un trazado "de izquierdas"
"Cheste es un circuito que me gusta, es de izquierdas y eso me encanta", cuenta Márquez, que en sus cuatro participaciones en el GP de Valencia desde que está en MotoGP ha terminado siempre en el podio, ganando en el 2014, su año mágico. "No veo la hora de subirme a mi Honda y empezar ya los entrenamientos. No se puede menospreciar a nadie y, sobre todo, no hay que pensar en la ventaja que tenemos. Es la carrera más importante del año y el GP en el que debemos recoger el duro trabajo realizado por todos, fábrica y equipo esta temporada, en la que empezamos por debajo de nuestros rivales y hemos acabado con una segunda vuelta espectacular".

Outbrain