gran premio de estados unidos

Hamilton vuela en Texas

Un paso más del británico para conquistar mañana el título con Fernando Alonso séptimo


EFE

ADRIÁN R.HUBER / EFE

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial de F1, dominó los ensayos libres para el Gran Premio de Estados Unidos, en el Circuito de las Américas de Austin, donde el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) fue tercero en una jornada en la que los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz -debutante con Renault- fueron séptimo y undécimo, respectivamente.
Hamilton, de 32 años, que apunta a un cuarto título mundial que podría festejar este domingo, batió el récord de la pista tejana al cubrir, en su mejor vuelta -con neumáticos ultrablandos-, los 5.513 metros de la misma en un minuto, 34 segundos y 668 milésimas, 397 menos que el holandés Max Verstappen, recién renovado con Red Bull, segundo en la sesión vespertina, en la que se lograron los mejores tiempos.
Vettel -segundo en el Mundial, a 59 puntos de los 306 con los que lidera inglés-, de 30, que efectuó un trompo al principio de la segunda sesión y tardó algunos minutos en volver a pista, se inscribió tercero en la tabla de tiempos, a 524 milésimas de Lewis y justo por delante del finés Valtteri Bottas, compañero del inglés en Mercedes.
En una jornada en la que Sainz, tras brillar en las anteriores carreras con Toro Rosso -equipo para el que sumó 48 de sus 52 puntos-, debutó como piloto oficial de Renault.
Hamilton ya había marcado el mejor tiempo en el entrenamiento matinal, en el que había girado en un minuto, 36 segundos y 335 milésimas, 593 menos que Vettel -asimismo con superblando-, en una sesión que Sainz acabó décimo y en la que Alonso (McLaren-Honda) no consiguió marcar tiempo, al parecer por un problema hidráulico.
El doble campeón mundial asturiano, en 2005 y 2006, con Renault, que acaba de prolongar su contrato con McLaren -que el año próximo llevará esos motores galos-, giró a un segundo y seis décimas de Hamilton; y finalizó ocho puestos por delante de su compañero belga Stoffel Vandoorne, quinto en el primer acto y que acabó a casi tres segundos del líder del Mundial por la tarde.
Sainz, décimo en el primer entrenamiento, tres puestos por delante de su nuevo compañero, Nico Hülkenberg, acabó la jornada undécimo, a un segundo y 861 milésimas de Lewis y con cinco milésimas menos que el alemán, que se inscribió duodécimo en la tabla de tiempos. El talentoso piloto madrileño no pudo entrar con mejor pie en el equipo en el que festejó los principales logros de su carrera su compatriota cantábrico.
El mexicano Sergio Pérez (Force India), que fue séptimo en el Gran Premio de Japón -en Suzuka-, donde Hamilton obtuvo su octava victoria del año, había sido noveno por la mañana (con neumático blando), a segundo y medio del espectacular campeón de Stevenage; y repitió puesto en el segundo acto -como el resto, con ultrablandos-, a un segundo y 813 milésimas del excéntrico británico.
En una sesión que concluyó, como suele ser habitual los viernes, con tandas largas de simulación de carrera y en la que volvió a asestar un nuevo golpe psicológico Hamilton, que podría festejar matemáticamente su cuarto título mundial si gana el domingo y Vettel no mejora un sexto puesto; o si acaba segundo y el alemán no pasa del noveno.
El cuádruple campeón mundial germano (2010-13, con Red Bull) mantuvo, no obstante, el tipo; y acabó la jornada tercero. En espera de varios milagros, en las cuatro carreras restantes. O confiando, al menos, en retrasar todo lo que se pueda los festejos de Hamilton. Que, salvo auténtica hecatombe de las 'flechas plateadas' celebrará el cuarto título de constructores seguido de Mercedes este domingo.
Vettel acabó por delante de Bottas, del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) y de su colega finés Kimi Raikkonen, que ocuparon los puestos del cuarto al sexto. Justo por delante de Alonso. En una jornada en la que el volante que dejó libre Sainz en Toro Rosso lo ocupó el neozelandés Brendon Hartley, que debutó en F1 con un decimoséptimo puesto en los entrenamientos.
Todos ellos podrán continuar con las pruebas este sábado, cuando se dispute el tercer y último entrenamiento libre, previo a la calificación, que ordenará la formación de salida de la carrera dominical, prevista a 56 vueltas, para completar un recorrido de 308 kilómetros y medio.
En la que Hamilton podría festejar matemáticamente su cuarto título mundial si gana por sexta vez en Estados Unidos y Vettel no mejora un sexto puesto; o si acaba segundo y el alemán no pasa del noveno.

Outbrain