LA PREVIA

Algo más que tres puntos

El Córdoba de Carrión necesita hoy el triunfo en Valladolid para que el club no releve al técnico

Luis Miguel Carrión charla con sus jugadores durante la última sesión de entrenamiento semanal, ayer por la mañana, en El Arcángel.
LORENZO GAITÁN
Ignacio Luque

Parece increíble, pero aún no ha llegado octubre y el Córdoba vive un partido de alta tensión. Uno de esos encuentros en los que puede haber un cambio significativo, sea éste para bien o, por el contrario, sea para dar un salto al vacío o, en todo caso, para abrir un nuevo camino. La entidad blanquiverde, en la figura de su máximo accionista, Carlos González, ha perdido gran parte de la confianza en su entrenador, Luis Miguel Carrión, por lo que en caso de caer derrotado el conjunto blanquiverde hoy en Valladolid todas las variantes estarían abiertas. La más probable es la del cambio en el banquillo, aunque no lo tenga nada fácil, ya que la primera opción a la que se consultó y se ofreció el puesto en caso de eventualidad dio el no por respuesta el pasado jueves. Queda pues una segunda alternativa que, en caso de ser negativa activaría otras más conocidas y previsibles, ya que en diciembre pasado, con el relevo en la presidencia, ya se habló de Sergi Barjuán.


Pero para que esto no ocurra hay una solución a ojos del que toma las decisiones: que el equipo gane. Es la respuesta que le dio a los capitanes del conjunto blanquiverde cuando éstos le mostraron el respaldo del vestuario al actual entrenador, ya que González entiende que hay mejor plantel que la pasada temporada y, por lo tanto, no sólo debería tener más puntos este Córdoba, sino jugar mucho mejor. Tendrán que lograr esa victoria ante un equipo que ya ha perdido en casa esta temporada, contra el Barcelona B, y que sólo ha dejado su portería a cero en una ocasión, también en casa y precisamente ante el Tenerife (2-0). Lo más curioso de todo es que este Córdoba se enfrentará a un Valladolid en el que tres defensas titulares lo han sido en el Córdoba: Antoñito en el lateral derecho y Kiko Olivas y Deivid como centrales, a los que afea en demasía los números aquel 4-4 en el Reino de León, que eleva su cifra de goles encajados a nueve en sólo seis encuentros jugados.


Luis César Sampedro, técnico blanquivioleta que entrenó a Luis Carrión en aquel Nástic que subió a Primera, ha anunciado cambios en el once. Uno será obligado, debido a la sanción de Míchel, por el que podría entrar Luismi Sánchez o incluso Toni, aunque éste último esté más acostumbrado a jugar en banda. Con Masip en la portería y Ángel acompañando en el lateral zurdo a los otros tres defensas blanquivioletas, el técnico gallego busca acompañante a Borja (probablemente Luismi), jugará en banda derecha con Pablo Hervías y en la izquierda con Gianniotas, mientras que en la mediapunta actuaría Ibán Salvador y en la punta el pichichi de Segunda División, Jaime Mata. El extremo griego, que fue pretendido por el Córdoba este verano, ha sido llamado por su selección para el duelo de clasificación para el Mundial contra Chipre, por lo que se perderá la jornada intersemanal de Liga, la próxima semana.
Por su parte, el Córdoba desplazó a 19 jugadores, ya que Javi Lara entró en la convocatoria aunque aún no está para jugar 90 minutos. La trascendencia del encuentro y su significado aconsejaba que todos los capitanes estuvieran hoy en el José Zorrilla y así ha sido. Otra cosa será el once del que disponga Carrión, que se dejó a Loureiro a pesar de que Fernández también está tocado.


Con Kieszek en la portería, Caro entraría en el lateral derecho, con Joao Afonso y Josema por el centro y Dani Pinillos en la zurda. A partir de ahí, toda una incógnita. ¿Volverá Carrión a colocar un pivote defensivo por delante de la defensa? ¿Jugará con dos delanteros? ¿Sentará a Jona en detrimento de un Guardiola al que se ha visto mejor en este inicio de campeonato? ¿Cuánto aguantará Jovanovic, que vuelve también a una lista?


Está claro que el objetivo es dejar la portería a cero, lo que garantiza como mínimo un punto. Además, viendo que el rival tampoco anda con excesiva seriedad atrás, sería la puerta abierta a esa necesaria victoria para apaciguar los ánimos. Deberá tener especial ojo el Córdoba con los balones a la espalda, una de las especialidades que aprovecha Mata y emular al Huesca, que dejó al equipo de Sampedro a cero por primera vez en toda la temporada. Porque el Córdoba, esta tarde en Valladolid, se juega algo más que los tres puntos. 

Outbrain